29, Ene 2016

Los procesos internos en los partidos políticos

EL AUTOR

Rubén Moreno

Para empezar con esto de las elecciones, el 2016 comenzó con el proceso extraordinario en el estado de Colima, en donde volvieron a competir los mismos candidatos a gobernador, tanto del PAN como de la alianza PRI, PVEM, PT y Panal.

Nada extraordinario sucedió y con todas las extraordinarias mañas y operación electoral, nuevamente se impuso el Revolucionario Institucional.

El PRI y sus partidos que lo ayudan logró 118 mil 772 votos, un 43.23 %; Acción Nacional, 108 mil, 604 votos, con el 39.53 %; PRD, 5 mil 144 votos, con el 01.87 %; Movimiento Ciudadano, 33 mil 237 votos, un 12.09 % y Morena solo logro 2, 246 votos, con 00.81 %. Con estos porcentajes el PRD y Morena se quedan sin registro local.

Sin embargo, vale mencionar que los electores se cansaron, que si hubiese ido solo el PRI en Colima, perdía, puesto que apenas obtuvieron 93 mil 755 votos, mientras que el PAN a pesar de su burdo candidato, logró 111 mil 557 votos. PVEM, Panal y PT le regalaron al tricolor cerca de 26 mil votos y con eso triunfo.

Manlio Fabio Beltrones como nuevo dirigente nacional del Revolucionario Institucional, obtuvo su primera elección.

Ricardo Anaya sucumbió y con un candidato malo perdió su primera batalla. Agustín Basave, no ha dicho nada nada, pero su partido no alcanzó el registro local.

Morena nada obtuvo, también se quedó sin registro y  AMLO ha preferido no decir nada y los “maoístas” del PT nada tontos han vuelto a revivir.

Aquellos que afirman que Colima fue un laboratorio para los procesos electorales que vienen, se equivocan. Fue una elección chiquita y nada que ver con los estados en donde habrá comicios, cada uno tiene sus propias características políticas y regionales.

Decisiones centralistas

Pasando al tema central que nos ocupa, sobre como los tres principales partidos nacionales procesan la elección de quienes serán sus candidatos en las 12 entidades de la República, diremos de entrada lo siguiente: Tanto en el PRI como el PAN y en el PRD sus decisiones son centralistas y las aprueban sus élites políticas de cada uno de estos.

Lo podemos observar desde antes, no es nuevo y ahora, primero dejan que todos sus grupos internos y de presión se disputen los espacios y las candidaturas, abren sus válvulas de presión política para recrear el juego de intereses internos que se mueven para después negociar y decidir.

No es de hoy, las disputas por los gobiernos sean chicos o grandesy por lo que representan política y económicamente para los diversos proyectos, se han convertido en espacios de confrontación y disputas por todo.

En esto tiene que ver también los símbolos y los procesos de poder al que aspiran los institutos partidarios y sus propios grupos de poder internos.

Lo anterior a pesar de lo que dicen sus normas estatutarias, documentos de principios y sus propios órganos internos. Que son“bonitos” documentos que los partidos tienen para normar su vida. Pero nadie los respeta y todos sus miembros lo saben y aceptan.

El partido nacionalista

Por ejemplo: comencemos por el PRI. Afirman que son un  “partido nacionalista,  orgulloso de los principios ideológicos de la Revolución Mexicana, que promueven la modernización de México con democracia y justicia social”.

“Por eso nos inscribimos en la corriente socialdemócrata de los partidos políticos contemporáneos. Somos un partido político nacional de carácter federal, integrado por mujeres y hombres libres.”

“Somos un partido que nace de una alianza de ciudadanos, de organizaciones y de los sectores agrario, obrero y popular, pilares fundamentales de nuestra vida política que reflejan la heterogeneidad de la sociedad mexicana.  Somos un partido comprometido con la voluntad del pueblo como principio y sustento de la organización política de la sociedad en el Estado, que asume la obligación de conducir sus actividades por medios pacíficos y por la vía democrática”.

Por principio de cuentas, ya no tienen ningún referente ideológico de la Revolución Mexica, porque esta nunca concluyo, tampoco son socialdemócratas. Son neoliberales y se han corrido al centro derecha y siguen siendo autoritarios.

Son el partido más grande, viejo y longevo del país y uno de los pocos que hay en América Latina, por sus largas décadas de mantener gobernadoun país.

Desde 1929 cuando se fundó el PNR, con su primer dirigente el General Manuel Pérez Treviño hasta hoy 2016, ha tenido con Manlio Fabio Beltrones 50 presidentes nacionales.

Solo han perdido la Presidencia de la República en dos ocasiones: 2000 y 2006.

En el 2012 volvió a lograr la Presidencia de la República, con Enrique Peña Nieto.

No gobiernan los estados de Nuevo León, Chiapas, Sinaloa, Oaxaca, Puebla, Guanajuato, Querétaro, Michoacán, las dos Baja Californias y la Ciudad de México. Las demás las mantiene en su poder.

Tienen el control político del Senado de la República y del Congreso de la Unión.

Tienen un máximo órgano que es su Consejo Político Nacional, después su Comité Ejecutivo Nacional y lo componen sus tres sectores, sus organismos políticos y los organismos adherentes, en los estados es la misma estructura.

Sus decisiones

Son muy extrañas y cambian según sus tiempos y circunstancias políticas, aunque siempre prevalece en ellos sus viejas costumbres. En donde gobiernan, el mandatario en turno propone a su candidato, lo consensan, valoran e inician las rondas y los acuerdos con todos los demás aspirantes. Negocian, reparten posiciones y al último deciden en conjunto quien será el elegido. No dejan cabo suelto, ningún interés se les escapa y juegan con todos los aspirantes.

En donde no gobiernan y dicen ser “oposición” se les complican las  cosas, puesto que aparecen muchos candidatos, unos reales y otros son  inventos. Los grupos de presión aparecen y  buscan obtener algo. En el PRI se vuelcan con uno y con otro, todos negocian y todos muestran a sus masas. Nadie quiere salir sin nada, unos amenazan y otros simulan, es un juego que solo en el PRI podemos ver.

Al final ningún órgano funciona y es respetado, las decisiones son centralistas en función de lo que acuerdan sus elites y al final su dirigente nacional los disciplina, acuerda con cada flota tricolor  y su llamado fundamental es la dichosa unidad y disciplina partidaria. Así y solo así empieza a funcionar su maquinaria electoral y entonces lanzan su convocatoria y realizan sus asambleas de delegados para elegir al candidato designado.

Por lo que respecta al PAN

Tiene 76 años de vida y han pasado por su dirigencia 26 dirigentes nacionales.

Han logrado ganar la Presidencia de la República en dos ocasiones: 2000 con Vicente Fox Quezada y 2006 con Felipe Calderón Hinojosa

Gobierna: Baja California Sur, Baja California Norte, Querétaro, Guanajuato y Puebla. Sinaloa y Oaxaca en alianza.

Es casi lo mismo, tiene documentos históricos, básicos y de principios y al último todo se decide de manera cupular. A pesar de sus bonitos” estatutos y de sus estructuras internas

Hoy son un partido pragmático y no doctrinario, así hay que ver a los panistas, lo que ayer escribió  uno de sus fundadores históricos ya no importa para estos tiempos posmodernos. Son una derecha que se niega a cambiar.

“Manuel Gómez Morín escribió un libro 1915 con el que convocó a mexicanos de su generación a unirse al proyecto de reconstruir la nación en los ámbitos: económico, político y social”.

“Fue en 1926, después de algunos años de arduo trabajo, que logró reunir a un grupo de jóvenes con quienes compartía ideales para después formar un nuevo partido político”.

“Ante los hechos políticos que acontecieron en el país entre 1933 y 1935, años de agitación social y de crisis económica; cuando el PNR logró desmantelar las clases políticas, organizar a obreros y campesinos en los sectores de su partido; surgieron grupos de oposición cuyo denominador fue el rechazo al régimen político emprendido por el estado; sumado a todo esto, los resultados de los ensayos cardenistas; Gómez Morín escribió: “…pesada tolvanera de apetitos desencadenados, de propaganda siniestra, de ideologías contradictorias, de mentira sistemáticas, impide la visión limpia de la vida nacional”.

Motivado por los acontecimientos políticos de los años treinta y, aunado al  establecimiento del Partido Nacional Revolucionario (ahora PRI) como único partido en el país, Manuel Gómez Morín, junto con un grupo de coetáneos, funda en enero de 1939 el Partido Acción Nacional”.

“Al postular la primacía de la nación, el partido pretende que se afirmen los valores esenciales de tradición, de economía y de cultura. Busca también inspirar la ordenación jurídica y política de la nación en el reconocimiento de la persona humana concreta, cabal, y de las estructuras sociales que garanticen verdaderamente su vida y desarrollo.

En febrero de 1939, en el local del Frontón de México, se constituyó el Comité Organizador y el 16 de septiembre de este mismo año quedó conformada la Asamblea Constituyente de Acción Nacional, que adoptaría los Principios de Doctrina y los Estatutos de la nueva organización”.  

Su estructura

Tienen su máximo órgano que es: La Asamblea Nacional, un Comité Ejecutivo Nacional, secretarias y muchas comisiones, entre ellas la electoral y una de carácter política. Misma que se repite en sus comités estatales.

La Comisión Organizadora Electoral de la Comisión Permanente del Consejo Nacional, es un órgano del Partido Acción Nacional que con autonomía técnica y de gestión, supervisa y califica la preparación, conducción y organización de los procesos de selección de candidatos a nivel federal, estatal y municipal, que se realicen con los métodos de votación por militantes y elección abierta.

Sus decisiones

Como un partido que se ha masificado gradualmente y que ha logrado obtener espacios de poder público, han entrado en una etapa de pragmatismo electoral y una lucha de intereses entre sus diferentes grupos internos, que aunque lo nieguen, existen ya en Acción Nacional.

Por lo mismo sus decisiones transitan por el camino del centralismo, los intereses y las aspiraciones de sus  militantes, han hecho que sus acuerdos se decidan en su dirección nacional.  

Últimamente han acordado alianzas electorales con el PRD, lo que también les ha generado nuevos acuerdos, pactos y conflictos con sus candidatos, en algunas entidades ceden y en otras ellos ponen designan. Sus propias elites  de igual forma también se disputan el control partidario, y en estos momentos se reacomodan sus diferentes fuerzas por los proceso en las 13  entidades y se preparan para los escenarios del 2018.

Sobre el PRD

Se fundó el 5 de mayo de 1989

Presidentes del PRD:

(1989 - 1993) Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano  (1993) Roberto Robles Garnica (Interino)  (1993 - 1996) Porfirio Muñoz Ledo  (1996 - 1999) Andrés Manuel López Obrador  (1999) Pablo Gómez Álvarez (Interino)  (1999 - 2002) Amalia García  (2002 - 2003) Rosario Robles  (2003 - 2005) Leonel Godoy Rangel (Interino, concluyó el periodo de Robles)  (2005 - 2008) Leonel Cota Montaño  (2008) Graco Ramírez y Raymundo Cárdenas (representación)  (2008) Guadalupe Acosta Naranjo (Interino)  (2008 - 2011) Jesús Ortega  (2011 - 2014) Jesús Zambrano Grijalva

Gobierna:La ciudad de México, Oaxaca, Morelos, Tabasco y Michoacán

Tiene más de diez corrientes nacionales y muchas más sub corrientes en los estados. Se afirma que tiene 4.6 millones de afiliados.

Parte de su historia

Son muy interesantes sus documentos internos de programa de acción, línea política y estatutos, que son el resultado de su proceso unitario, mismo que se dio después de la candidatura del ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, en 1988. Sin embargo al paso del tiempo sus propios documentos han sido rebasados por sus corrientes al igual que en el PRI y PAN.

“El Partido de la Revolución Democrática hace suyos los aspectos más destacados de nuestra historia. De la Revolución de la Independencia recibimos identidad y los perfiles de nuestra nacionalidad, de ella derivaron también la abolición de la esclavitud en nuestro territorio, los principios de soberanía nacional y popular, el pacto federal como sustento de la organización política de la sociedad y del Estado. De la Revolución Mexicana de 1910 conquistamos, la efectividad del Sufragio y la No Reelección, la igualdad ante la ley y se afianzaron los ideales de justicia social por los que ha pugnado el pueblo mexicano; principios cristalizados en la Constitución de 1917.”

“Asimismo, teniendo en cuenta el siglo que nos antecede, el PRD es en el presente, resultado de las luchas progresistas y de izquierda iniciadas con los movimientos obreros y campesinos que se levantaron contra el Porfiriato hicieron la Revolución y que consolidaron el proceso progresista y nacionalista del Cardenismo. Asumimos los ideales, las luchas y los esfuerzos democráticos y reivindicativos presentes en los movimientos ferrocarrileros, médicos, agrarios, urbano populares, magisteriales, electricistas, sindicalistas democráticos e independientes, universitarios, movimientos libertarios; como la guerrilla, el movimiento estudiantil de 1968 y 1971.

El PRD es producto de un esfuerzo permanente de unificación de las izquierdas, desde finales de la década de los años setenta, y a partir del Partido Comunista Mexicano se constituyeron el Partido Socialista Unificado de México, el Partido Mexicano Socialista y otras organizaciones políticas revolucionarias de izquierda; se suman el movimiento guerrillero clandestino e integrado por organizaciones y movimientos sociales que luchaban contra el autoritarismo, la antidemocracia y la represión. Después los movimientos urbanos populares y sindicales cuya lucha se centraba en la conquista de los derechos democráticos y sociales de la ciudadanía y en la vida política del país.

Identidad

El Partido de la Revolución Democrática es una organización de izquierda,  democrática y progresista, que lucha contra el neoliberalismo, que desarrolla una crítica al capitalismo que es un sistema de explotación, dominación y opresión, en la perspectiva de lograr una nueva sociedad igualitaria, libertaria e incluyente, sobre bases de respeto recíproco de la diversidad, funcionamiento democrático y unidad de acción.

Como un subrayado al calce, diré que el PRD no es un partido socialista, que poco a poco ha ido perdiendo su perfil de izquierda y como los demás partidos busca el llamado centro político que denominan, como la socialdemocracia. No han querido hacer serias reformas de fondo para cambiar y encontrar nuevos caminos para construir una izquierda nueva y diferente. Sus corrientes internas como todos los grupos que hay en los institutos partidarios, son un latente peligro para poder lograr su institucionalidad y de verdad poder ser órganos partidarios que sirvan a la sociedad.

La estructura perredista

El Congreso Nacional es su máxima autoridad, después tienen un Consejo Nacional y se desprende un Comité Ejecutivo Nacional, más sus demás comisiones. En los estados al igual que los demás se repite de igual forma.

Sus disputas siempre han sido un latente peligro para su estabilidad interna, son un partido muy conflictivo y no han logrado resolver sus pugnas internas.

Las disputas grupusculares como un partido llamado de masas, también se concentran por sus espacios de poder tanto en sus burocracias partidarias como en los espacios de poder público que han logrado obtener como partido.

Han dejado de elaborar proyectos de largo aliento y se han alejado del sector pensante, para darle entrada a una carrera electorera y pragmática, que por momentos los une y en otros los separa, como por ejemplo las alianzas con el PAN.

Cabe señalar que han sido un buen antídoto para contrarrestar la restauración del PRI y sus cacicazgos en algunas entidades con un bajo nivel de vida democrática.

Sin embargo, también les ha generado un desfiguro en su identidad y la perdida de sus batallas sociales. Algo que ellos deben de definir con suma claridad o son alianzas cortas o coaliciones de gobierno de largo plazo para cambiar y reformar un gobierno.

Apunte final

Nadie debería asustarse y sorprenderse de que las decisiones de los partidos políticos son y seguirán siendo centralistas. Que los documentos básicos y estatutos de los partidos son vulnerados por sus propios miembros. Que seguirán anteponiendo sus propios intereses por encima del país y la gente.  Que por eso los partidos políticos seguirán gozando de la antipatía social.

Algo que les debería de preocupar

 

 

Presunta Izquierda
LOS MÁS LEÍDOS
2017-10-24