13, Feb 2017

La vela de la esperanza

EL AUTOR

José Hanan

El empate a cero goles obtenido por el equipo camotero, el sábado pasado en el estadio Azteca frente al América, junto con la actuación colectiva del equipo de Cardozo, prende las posibilidades de que en próximos partidos, La Franja retome el camino perdido, frente a los rivales inmiscuidos en el tema del descenso.

Algunos movimientos interesantes presentó el Diablo Mayor, José Saturnino Cardozo, sobre la grama del Azteca, empezando por la incorporación de Robert Herrera como carrilero por derecha, siendo apoyado por Francisco Acuña dando pie, cuando no se tenía la pelota, a formar una línea de cinco que fue imposible de romper por parte del equipo de Lavolpe.

La actuación de Campestrini, quien nuevamente estuvo a la altura y demostró que cuando quiere, puede ser uno de los mejores porteros de México.

En el debut en liga del Chiqui Pérez mostró presencia, junto a Edgar Dueñas en la central, y que al parecer bien arropado puede terminar siendo un jugador de utilidad.

La posición que ocupó Pablo Míguez al realizar funciones tanto de medio de contención cuando el equipo tenía la pelota en los pies, como su incorporación como tercer central cuando el rival tenía posesión de balón, dieron frutos al mostrar solidez en la línea de atrás.

Jugando con dos alas como Esparza y Acuña, el equipo mostró tener ida y vuelta durante el desarrollo del encuentro, lo cual le dio salida a la escuadra por las bandas, lo que terminó por generar peligro al frente.

Teniendo como enlace a un David Toledo, quien busca recuperar su mejor forma, dio pie a que adelante Pedro Canelo se manifestara como una opción peligrosa para el rival, acompañándose de un dubitativo Álvaro Navarro quien jugando como titular no termina por convencer a la afición poblana.

Me da la impresión que de a poco, Cardozo junto con su cuerpo técnico empiezan a detectar nuevas opciones en los jugadores que integran el plantel y se tiene la esperanza de que en próximos partidos se pueda ir contando con nuevas incorporaciones de jugadores que, como sabemos, no vinieron como refuerzos sino como complementos a un plantel que le urge la participación de todos quienes forman parte de este equipo que se encuentra metido en un serio problema de porcentaje que si no se atiende de manera adecuada, puede derivar en el tercer descenso del equipo en su historia.

Me gustó ver a un equipo ordenado, que sabía a lo que jugaba y que a pesar de tener aún deficiencias ofensivas, da la impresión que están armando a la escuadra camotera de atrás hacia adelante, así como se construyen los buenos equipos.

El dilema aquí estriba en el hecho de que el tiempo apremia y no sabemos si para cuando el equipo esté listo el tema porcentual esté aún al alcance.

Batalla mortal

Sin duda el actual torneo se está manifestando como una verdadera batalla mortal entre cuatro equipos con la posibilidad de que sean cinco y semana a semana será un toma y daca, así como un sube y baja que nos mantendrá a todos al filo de la butaca.

En esta jornada —la seis—, Puebla empató, Veracruz perdió, Monarcas ganó a Chiapas en un partido de alto voltaje en la selva y Querétaro ganó de último minuto, así como Necaxa que prácticamente está fuera de peligro, lo cual nos demuestra que todos se juegan la vida semana a semana y que será, sin temor a equivocarme, hasta la jornada 17 cuando sepamos con certeza, quién de estos equipos será el nuevo inquilino de la división de ascenso.

Por lo pronto La Franja tiene tres puntos de ventaja sobre Veracruz, seis sobre Morelia y uno sobre Chiapas.

Lo dicho, batalla mortal.

El tema de la venta

Una reunión se dio el viernes pasado entre la directiva camotera y el grupo interesado en adquirir al equipo; en ella se manifestó que el interés existe; sin embargo, quedó claro que mientras Puebla se encuentre amenazado por el tema del descenso, el hecho de cerrar la operación será complicado, al menos los inversionistas quieren un colchón de diez puntos para poder cerrar el trato.

Así es que a La Franja no le queda más que seguir luchando por alejarse de los fantasmas del descenso para que los López Chargoy puedan de una vez cerrar la operación de compra-venta, situación semejante sucede con el otro equipo de la familia, los Jaguares de Chiapas, quienes por cierto estarán visitando la Angelópolis el próximo domingo a las cuatro de la tarde en el Cuauhtémoc, con entrada general de 50 pesos en rampas y 100 pesos en la parte de abajo del estadio, en una acción en la que la directiva intenta acercar a la gente al estadio además de buscar otras opciones de horario para ver la respuesta de la afición, tan es así, que para la otra jornada de locales frente a los Tigres de 'Tuca' Ferreti se maneja la opción de jugar en domingo al mediodía, el cual es el horario tradicional de futbol en Puebla.

Lobos BUAP

Los universitarios, después de lograr cuatro puntos de seis, cayeron por la mínima en su visita a Colima, frente a los Loros, partido que se decidió hasta la segunda mitad, con el clásico gol gana y la suerte no estuvo del lado de los licántropos, quienes deben de estar mentalizados que será en casa donde se deben de sumar los puntos necesarios para buscar la calificación a la Liguilla, en una división donde la regla 10-8 ha terminado por darle mayor nivel tanto en lo colectivo como en lo económico y donde el objetivo de todos los equipos no es otro que buscar el ascenso.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

@pepehanan

En línea deportiva
LOS MÁS LEÍDOS
2017-07-21