14, Mar 2017

Las incongruencias de una investigación

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

El 27 de agosto de 2015, la Policía Estatal Preventiva (PEP) aseguró en San Mateo Tlaixpan, del municipio de Tecamachalco, una vivienda donde se encontraban almacenados 18 mil litros de gasolina robada.

Además de la uniformada, también estuvo presente personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), esto como consecuencia del cateo concedido por el juez Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, del Centro de Justicia Penal Federal.

La vivienda cateada estaba ubicada en la calle 20 Poniente sin número, del barrio de Juquila.

En la vivienda fue hallado un contenedor donde se encontraba la gasolina ilícita.

Del reporte que le comento, no existe más información por parte de la Delegación Puebla de la Procuraduría General de la República (PGR), que indique si los propietarios de dicha vivienda fueron detenidos o llamados a declarar.

Es información no culminada que ya cumplió más de un año a la luz.

Le anterior porque esta casa se ubica a unos 300 metros de donde tiene su morada el presidente municipal de Tecamachalco, Inés Saturnino López.

Lo que causa extrañeza es por qué si la casa que le comento se encontraba cerca de la vivienda del servidor público, este no lo reportó a las autoridades correspondientes y tuvo que ser una investigación Federal, la cual reveló su presencia.

Otra extrañeza

De acuerdo con un informe rendido a inicios de 2017 por Paulino Valencia Pérez, quien tiene a cargo la seguridad del municipio de Tecamachalco.

Unas 63 cámaras de video vigilancia estarían operando en las principales calles, entradas y salidas de dicho municipio.

En estas, debe haber un generoso archivo de videos de cómo circulan camionetas, pipas y toda clase de vehículos que transportan hidrocarburo robado, considerando que las carreteras comunican con todos estos municipios del Triángulo Rojo y son pasos obligados.

Entonces ¿por qué estos reportes no forman parte de las denuncias que debieron haber presentado presidentes municipales, para dar a conocer la presencia del crimen organizado?

Y entonces le pregunto.

¿Por qué Tecamachalco no figura en las investigaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) o de la Procuraduría General de la República (PGR), de los presidentes municipales que estarían protegiendo al crimen organizado?

Ojalá y no sea porque el municipio de Tecamachalco es uno de los bastiones políticos del exgobernador Rafael Moreno Valle.

Donde vive parte de la familia de su esposa, quien aspira a gobernar a los poblanos.

Las quejas de la “Cueva del Abuelo”

Vecinos y comerciantes de una de las laterales del bulevar Hermanos Serdán, enviaron una queja a esta columna porque, pese a que el Ayuntamiento de Puebla clausuró un negocio de giros negros llamado "La Cueva del Abuelo", no sólo volvió a abrir, sino que regresó a las viejas prácticas de cerrar hasta las 7 de la mañana, con los consabidos escándalos detectados por cientos de menores que acuden a las escuelas que se ubican en esa zona.

Los quejosos sostienen que el Ayuntamiento, a través de su departamento de Normatividad Comercial, actuó conforme a lo establecido por los reglamentos municipales.

Piensan que él o los dueños del negocio, donde se ejerce la prostitución, están sorprendiendo a las autoridades municipales.

‎Nos vemos cuando nos veamos.

 

infopoliciaca@gmail.com

Twitter: @PonchoPosa

Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2017-12-11