16, Mar 2017

¿Atole con el dedo en la FGE?

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

Fue el 22 de febrero cuando en este espacio le comenté que la Agencia Estatal de Investigación (AEI), estaría protegiendo al expresidente municipal de Petlalcingo, Juan Carlos Vergara Tapia, quien tiene pendientes dos órdenes de aprehensión, una de estas por el delito de violación en agravio de dos empleadas de Sedesol.

Le comenté que, de acuerdo con la denuncia de las afectadas y las investigaciones que en su momento realizó la Procuraduría General de Justicia (PGJ), solo estaban implicados el presidente municipal, Juan Carlos Vergara Tapia, así como el comandante de la Policía Municipal, Héctor Castillo Ponce y el elemento José Manuel Martínez Sánchez.

Los dos últimos que le señalo, el comandante y el policía, fueron detenidos en noviembre de 2011 y diciembre de 2010 y posteriormente ambos fueron liberados.

Se estableció que el expresidente había sido el único que atacó a las dos empleadas y que los policías lo habrían encubierto.

El parte de la policía indica que el exalcalde ‎Juan Carlos Vergara Tapia había retenido a las dos empleadas y las incitó a ingerir bebidas embriagantes y después una a una las atacó en el baño de su oficina.

Ya ebrio, este hombre salió de sus oficinas para detonar al aire un rifle AK-47, como para festejar su felonía.

Luego dejó ir a sus víctimas, quienes más tarde lo denunciaron ante el Ministerio Publico.

Y le comenté estos datos luego de que, antes del 22 de febrero pasado, los medios informativos dieran a conocer que el exalcalde había aparecido en Petlalcingo, que lo había hecho a bordo de su vehículo y armado con dos rifles.

También le comenté que en esas mismas fechas la Policía Municipal se había enfrentado con un sujeto que estaba armado con dos rifles de asalto y que habían resultado heridos los uniformados, Juan Luis Edgar Zepeda y ‎Ana Laura Velázquez Morales.

Pero nadie dio información al respecto.

Y entonces ocurrió que no faltó quien reportará que el exalcalde Vergara Tapia se andaba paseando por toda la región de Petlalcingo y por Acatlán de Osorio por algo muy simple.

Ninguna autoridad lo andaba buscando.

Y eso lo sabía.

¿Otro implicado?

Como le comenté, del caso Petlalcingo habría tres implicados, el ahora expresidente, un también excomandante y un elemento, cuyos nombres ya le informé.

Pero ahora aparece un cuarto personaje, otro policía.

Felipe N., quien también es expolicía y está acusado de violación tumultuaria y abuso de autoridad en agravio de las dos empleadas de Sedesol.

Y el informe de la Fiscalía indica que este mismo sujeto participó en los hechos de diciembre de 2010.

Entonces…

¿Cuántos fueron?

¿O se trata de un borregazo?

Nos vemos cuando nos veamos.

Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2017-06-24