28, Mar 2017

Raffestin, por una geografía del poder

EL AUTOR

Rafael Alfaro Izarraraz

El pasado 23 y 24 de marzo se llevó a cabo en las instalaciones del Colegio de Postgraduados, campus Puebla, el seminario internacional “De una Geografía del Poder a la Política Ecológica”. El evento tuvo como trasfondo la obra de Claude Raffestin, cuyo título es Por una geografía del poder, traducido al español por Yanga Villagómez Velázquez, académico del Colegio de Michoacán.

Raffestin es un geógrafo de origen suizo. La obra a la que hacemos referencia tiene la característica de entender la geografía desde una perspectiva que tiene como matriz el concepto de poder de Michael Foucault.

De un poder que circula socialmente y que no se encuentra apropiado por el Estado. El poder es en términos generales una intención.

Raffestin representa una de las más importantes transiciones o rupturas de la geografía tradicional que entendía a esta disciplina a partir de la existencia del Estado nacional como una culminación del transitar humano integrado a un territorio, la población y su lengua.

Con Raffestin, el concepto de poder se desplaza de estos hacia otro escenario en donde los tres elementos son concebidos, en cuanto a su constitución y ordenamiento interior y comprensión, como actos de poder.

En ese sentido, tanto la manera como se estructura el territorio y los seres, así como los bienes que lo componen, deben entenderse en la lógica de actos intencionales de poder de quienes gobiernan; lo mismo puede decirse de la manera en cómo se distribuye la población en el territorio y el uso del lenguaje homogeneizador a través de códigos de entendimiento que imponer saberes e intereses.

Participaron en este evento investigadores como Jaime Preciado Coronado, de la Universidad de Guadalajara; Mauricio Genet Guzmán Chávez, del Colegio de San Luis, AC, Patricia Ávila García, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); Frédérique Blot, de la Universidad de Toulouse, Francia; Yanga Villagómez Velázquez, del Colegio de Michoacán (Colmich); Wendy Marilú Sánchez Cazanova, del Colegio de Postgraduados campus Puebla (Colpos-CP); Carmen Maganda e Irving Aguilar, del Instituto de Ecología, de Xalapa, Veracruz; Claudio Garibay Orozco de la UNAM, así como quien firma este artículo. En calidad de organizadores y participantes del mismo los doctores Javier Ramírez Juárez del Colpos-CP, Yanga Villagómez del Colmich y Frédérique Blot, de la Universidad de Toulouse.

Durante el evento se expresó una preocupación de los participantes por el uso excesivo del agua en los cultivos agrícolas, algunos de los cuales —como el aguacate—, se integran al producto exportable por excelencia, pero que afecta el uso del líquido como consumo humano en comunidades en el estado de Michoacán.

El peyote de planta concebida como sagrada por grupos ancestrales, el Estado ejerce un saber-control, inexplicable en algunas regiones habitadas por pueblos originarios; los efectos de la explotación petrolera sobre la naturaleza y grupos sociales contrastan con el discurso del progreso asociado al petróleo; la participación de comunidades en programas eólicos en el Istmo por comunidades, como experiencias novedosas; la institucionalidad conformada por grupos campesinos y sus luchas en el valle poblano; las políticas de extractivismo de empresas mundiales sobre el territorio nacional y las prácticas que desarrollan para atenuar el conflicto social por la sobreexplotación del agua; las convergencias entre la ecología política y la geografía relacional en el caso de Campo de Dalias, España.

En un ambiente de compromiso con el saber y de hacer del saber un medio a través del cual las poblaciones pueden acceder a otros elementos que permitan una mejor comprensión de los fenómenos que ocurren en las diferentes regiones del país, el seminario fue concluido bajo la idea de que los conocimientos expresados, como resultado de investigaciones asociadas a teorías ecológicas y políticas, puedan expresarse en la elaboración e inclusión de textos en la revista Regions & Cohesion, de la que es coeditora la doctora Carmen Maganda, quien participó activamente en el seminario internacional.

Secreto a voces
LOS MÁS LEÍDOS
2017-10-24