16, May 2017

Crece el plan B

EL AUTOR

Jorge Castillo

Como en este espacio se lo adelantamos desde hace un mes, el plan B estaba en marcha.

El fin de semana la secretaria general del Partido Acción Nacional (PAN) en Puebla, Martha Erika Alonso de Moreno Valle, anduvo de gira por la Sierra Norte.

Específicamente junto con su comitiva visitó Venustiano Carranza, Pahuatlán y Xicotepec.

El argumento: la instalación de los comités municipales.

Hasta ahí, todo normal.

Pero lo que llamó la atención de estas giras serranas fue que se hizo acompañar por el presidente municipal de Puebla, Luis Banck Serrato, con quien incluso compartió los alimentos.

Apenas en entregas pasadas les avisamos que el plan B estaba en marcha con miras a 2018, luego de la gran polémica de la visita de Banck Serrato a la asamblea para la renovación del Comité Directivo Municipal (CDM) del PAN en Puebla.

Desde entonces se movieron los tapetes.

Y es que hay quien asegura que el plan A para la candidatura a la gubernatura es la esposa del exgobernador Rafael Moreno Valle.

Obviamente ya sabemos quién es el plan B.

Y está en marcha, como se lo adelantamos.

La familia primero

Mucha molestia causó en la Universidad Tecnológica de Puebla la llegada de un “recomendado”.

Y es que esta persona no arribó por méritos propios, dicen los que saben.

El problema es que lo hizo con un sueldazo para el área administrativa, que ahora muchos envidian.

Y todo porque papi es el subsecretario de Educación Superior.

Nada menos que la mano que mece la cuna en la SEP: Ignacio Alvízar.

Al junior, Ignacio Alvízar Camacho, le crearon el cargo de director de Planeación y Programación de la Universidad Tecnológica de Puebla (UTP), ya que no existía.

Obvio, el subsecretario afirmó que nada tuvo que ver con la contratación de su hijo.

¿Usted le cree?

ITAIP vs prensa

De plano quienes ya no tienen buena relación con la prensa —contrario a lo que debería de ser—, son las comisionadas del Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública de Puebla (ITAIP).

Le contamos en la pasada entrega el regaño que dio a los comunicadores la comisionada presidenta Gabriela Sierra, por “no prestar atención a la sesión”.

Ahora el turno fue para Marcela Carcaño Ruiz, exfuncionaria de la Contraloría del estado en el gobierno de Rafael Moreno Valle y ahora comisionada de transparencia.

Al término de la novena sesión ordinaria, cuando Gabriela Sierra daba entrevista, a Marcela le molestó que le pusieran cerca las grabadoras, como si se tratara de un pañal sucio, les hizo fuchi.

“No me pongas esto en la cara”, increpó a los comunicadores.

La reportera Irene Díaz le quitó la grabadora y la puso en la mesa, pero Carcaño, sin permiso, la retiró, aunque la entrevista seguía.

“¡Lo que no quiero es que estén cerca de mí!”, respondió ante el reclamo.

De ese nivel las comisionadas.

Esto nos podría dar una explicación de por qué el trabajo de opacidad del ITAIP, quienes ven a la prensa como un enemigo, en vez de un aliado.

Y es que nada más hay que darle una leidita a los boletines o comunicados que emiten después de las sesiones.

En los mismos solo se ponen datos como el número de expediente o recurso de revisión y la resolución del mismo.

Pero no se detalla o explica de qué trata cada caso, como debiera ser, para transparentar su actuación.

Ahora entendemos todo.

La pasarela
LOS MÁS LEÍDOS
2017-06-28