05, Jun 2017

Drones, una herramienta para mejorar la productividad agrícola

EL AUTOR

Alberto Jimenez Merino

Pruebas realizadas por AGRODRONE Puebla, en plantaciones de higo del Centro de Innovaciones Agroalimentarias y Tecnológicas (CIAT) en el municipio de Tehuitzingo, Puebla, demostraron que un dron puede fumigar una hectárea en tan solo 12 minutos, lo que a una persona le llevaría todo un día.

Las plagas y enfermedades de los cultivos consumen en promedio 30 por ciento de los rendimientos potenciales.

Cada productor que no controla plagas y enfermedades cosecha un tercio menos y algunas veces nada, debido a la incidencia de problemas sanitarios.

En los últimos años, en México el ataque de la roya del café ha sido notable, al igual que la presencia de la sigatoka negra del plátano, que es algo ya común que requiere control permanente.

En el estado de Puebla, en los últimos 5 años han aparecido nuevas enfermedades y plagas, como el tizón norteño en el maíz y el pulgón amarillo en el sorgo, causando importantes daños a la producción.

En 2007, la plaga de gusano soldado afectó más de 8 mil hectáreas de maíz en la región de Tehuacán, Tlacotepec de Benito Juárez y Tepanco de López; su control solo fue posible fumigando con 2 avionetas durante 3 días, lo cual, manualmente, hubiera sido imposible por la extensión y altura de las plantas.

La fumigación de cultivos para combatir plagas y enfermedades aún se sigue haciendo predominantemente de forma manual y aunque hay avances en la mecanización, esta tiene aún baja cobertura.

La rapidez, una ventaja de la fumigación con drones

La fumigación con drones representa ventajas como la rapidez con que se realiza. Dependiendo del cultivo, esta puede variar de 10 a 15 minutos por hectárea en comparación con el promedio de un día en que un hombre puede solo abarcar una hectárea mediante la forma manual.

También son muy notables las ventajas en la eliminación de riesgos a la salud de los trabajadores encargados de estas labores que hoy puede hacer el dron.

La obligación legal de la prueba Acetil Colinesterasa que las empresas agrícolas deben hacer cada 6 meses a sus trabajadores para verificar su salud, se puede ahorrar ahora con el dron, dando así mayor protección a su personal.

Otra ventaja es el ahorro de producto, el cual disminuye los costos y la contaminación de suelos y aguas al lograr una mayor efectividad en las aplicaciones. Muy recomendable desde una hectárea hasta grandes extensiones, en especial donde la mano de obra es escasa.

El uso del dron tiene aplicaciones en la fumigación con agroquímicos, la fertilización foliar y la dispersión de herbicidas en forma líquida. Cultivos como higo, café, maíz, caña de azúcar, cítricos, cebada, trigo, sorgo, zanahoria, brócoli, cebolla y similares, hoy tienen esta posibilidad tecnológica.

Actualmente, la fertilización foliar se requiere con mayor intensidad ante la reducción de la fertilidad de los suelos y la necesidad de aumentar los rendimientos en los cultivos. Esta forma de nutrición vía las hojas, está evaluada con 95 por ciento de efectividad en relación con la fertilización al suelo. En este último caso, hay cultivos que requieren aplicaciones cada 8 días o correcciones rápidas de corto plazo.

Oportuno control de las malas hierbas

El control de malas hierbas debe ser oportuno en los cultivos para evitar reducciones del rendimiento por competencia en los nutrientes, humedad y radiación solar. Cada día que pasa sin quitar las malas hierbas pueden representar hasta 200 kilogramos de rendimiento en maíz.

Reforestar con semilla recubierta grandes extensiones deforestadas, rehabilitar pastizales y sembrar amplias zonas de praderas hoy en día es posible hacerlo con drones para beneficio de la productividad ganadera y la sustentabilidad ambiental.

Y una buena noticia para los estados de Morelos, Tlaxcala, Hidalgo, Veracruz, Estado de México, Oaxaca y Guerrero es que este servicio ya está disponible en Puebla. Un grupo de profesionistas y empresarios nos hemos conjuntado para ponerlo al servicio de los poblanos y de la región central de México.

Hoy en día, utilizar drones para reforestar por semilla, fumigar contra plagas y enfermedades de cultivos, hacer aplicaciones foliares de fertilizantes, resembrar pastizales y sembrar praderas está al alcance de los cultivadores del bosque y de los productores agropecuarios.

Esta semana estaremos realizando demostraciones en Morelos con productores de higo, hortalizas y caña de azúcar. Posteriormente, en el municipio de Guadalupe Victoria, Puebla, con productores de zanahoria y brócoli y, después visitaremos Atencingo con productores cañeros y de hortalizas y, finalmente, en Hidalgo con productores de cebada.

Director del Centro de Innovaciones Agroalimentarias y Tecnológicas

Tw: @jimenezmerino

Fb: Alberto Jimenez Merino

Instagram: ajimenezmerino

www.ciatmexico.org

 

Un Mejor Destino
LOS MÁS LEÍDOS
2017-12-16