15, Jun 2017

Lozano, el torpe trapecista

EL AUTOR

Fernando Maldonado

Es el funcionario de la administración estatal que tiene las menores muestras de simpatía, y eso en la función pública se dirá que carece de significado, pero es exactamente proporcional al tamaño de una aspiración política.

Colérico y arrogante, ha sido capaz de ganar enemistades hasta en el círculo cercano al gobernador Antonio Gali Fayad, aunque no se lo digan de frente, una costumbre muy de la clase aquí cerca.

Su conducta pública está lejos de ser comparada con el fino estilo de los mejores operadores políticos que trabajaban en el ámbito de la discreción y el sigilo, para ofrecer resultados satisfactorios a sus respectivos jefes sin dejar la huella o rastro alguno.

Lo suyo es la estridencia, ausencia de tacto y hasta  de educación, no obstante presume un fino gusto por las artes más exquisitas, como la música culta.

Es el senador panista con licencia, Javier Lozano Alarcón, jefe de la Oficina del mandatario y herencia de Rafael Moreno Valle, el aspirante a la candidatura presidencial por Acción Nacional.

Es el mismo personaje que la columna de trascendidos de El Universal, en su edición de miércoles, ofreció un perfil que indica ha mutado al color y ritmo del grupo político al que se ha incorporado.

Lo hizo con el PRI de Melquiades Morales Flores, el exmandatario que lo palomeó en 2000 para ser candidato a diputado federal por ese partido, del que tanto despotrica; sucedió con Felipe Calderón Hinojosa, su compañero en la Escuela Libre de Derecho, cuando era candidato por el PAN a la presidencia; luego con Rafael Moreno Valle.

Lozano Alarcón se estrenó como entrevistador en Puebla Comunicaciones esta semana, una actividad más en la carga laboral de quien no terminó su responsabilidad senatorial con la idea peregrina de venir a construir una candidatura a gobernador en 2018.

“Dicen que quien mucho abarca poco aprieta, tal es el caso del senador con licencia Javier Lozano Alarcón (PAN), quien actualmente es vocero de la administración del gobernador panista José Antonio Gali Fayad, jefe de la Oficina del Gobernador y representante del gobierno estatal en la Ciudad de México, cargos a los que acaba de sumar otro, pues, nos platican, será conductor de televisión en un programa que se transmitirá cada semana a través de los medios del gobierno, con el título Frente a Puebla.

Incluso, para estrenar la emisión, nos dicen, tuvo como entrevistados a su jefe, Gali Fayad, y a su esposa Dinorah López. En tanto la ciudadanía se pregunta si don Javier podrá con toda la chamba”, publicó el rotativo al que sólo faltó un detalle: también aspira a ser abanderado a mandatario.

Con este integrante del Senado serán tres los miembros de la Cámara Alta que busquen en las próximas semanas alcanzar candidaturas al mismo cargo por partidos distintos.

En una trinchera, el priista, Ricardo Urzúa Rivera; por Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta; y por el PAN, Lozano Alarcón, quien ya le dio una bienvenida al estilo propio a su compañero, el tehuacanero: es un oportunista dijo con todas sus letras.

¿Habrá acaso estudiado su propio perfil este trapecista de la política que tropieza con demasiada frecuencia con sus exabruptos?

Parabólica
LOS MÁS LEÍDOS
2017-06-27