06, Jul 2017

¡Las cosas cada vez peor!

EL AUTOR

José Alberto Vázquez Benítez

Gran sorpresa, asombro y perplejidad ha ocasionado la declaración de don Luis Marco Sirvent dada a conocer al momento de presentar la novillada, último festejo a celebrar en “Cinco Villas”,  hermoso cortijo y finca propiedad de don Luis quien prácticamente; avienta la toalla, se corta la coleta y quien, literalmente ¡Ya está hasta la madre! Afirmó el entusiasta empresario que “los taurinos dieron un paso más en su objetivo de acabar con la fiesta”. 

Así, súbitamente, anunció que no dará más novilladas, mismas cuyo financiamiento salía de su peculio; siempre, siempre con la mira en apoyar a jóvenes futuros toreros. Lo que resulta inexplicable, es que el dicho empresario no haya tenido o encontrado el apoyo o la participación de un buen bufete jurídico, que le explicara la situación Pues todo lo argumentado en contra del cartel que pretendía dar con un torero venezolano, un hispano y un nacional, sí podría haber sido. Vamos; Pachuca, Juriquilla, Querétaro lo han hecho. Y esta pasada temporada en “La Mexico” abrieron “Zotoluco”, Manzanares y Talavante y el 5 de febrero: Morante, Julián López y Adame. 

Primeramente, la reglamentación se refiere del 100 por ciento de actuantes; el 50 + 1 por ciento deben ser nacionales, esto no se refiere, ni aplica a los espadas o matadores, se refiere a actuantes en total. Basta entonces con meter un banderillero, un picador más y “prueba superada”. Además de que las características de la Plaza no son para que se le apliquen ese tipo de absurdas reglamentaciones.

Lo ocurrido es más simple: “el señor estaba hasta la madre”. Muchas debieron haber sido las presiones, los condicionamientos para poner en el cartel a tal o cual aspirante debidamente apadrinado por sus llevanderos o la mayor de las veces el mismo “papá del torero”

Mientras, en Soria, España, vistiendo el mismo traje de luces que lució su padre en su despedida: Salmón y Oro, con remates y cabos blancos, Arturo Gilio II ha logrado salir a hombros. Días después repite la hazaña, al  partir plaza por segunda vez, ahora en Badajoz, una plaza muy seria, y de afición conocedora para salir a hombros con 2 peludas 2 en la mano, y rodeado de una gran y entusiasta multitud. Buen arranque de carrera en tierras hispanas.

Y también en la península, otro chaval Mexicano que bien se ve que tiene cresta de buen gallo, Juan Pedro Llaguno, novillero de estirpe taurina y alumno de la Escuela Taurina de Sevilla ha logrado salir aupado, triunfando en la Plaza de Trucios y llevándose en la espuerta 3 peludas 3. 

¿Qué significa esto? Significa, que en nuestro medio,  mientras los apa’s de toreros, su padrinos, llevanderos, y supuestos maestros sigan con el chamaco conjugando en vivo el verbo “engañar”: “Yo te engaño”, “Tú te engañas”, “Ellos te engañan”, “Nos engañamos todos a la vez”…Así, así no es la cosa: toreando vacas y novillitos de desecho, “vacadas” con vacas toreadas; pues resulta obvio que el señor ganadero NO va a echar a esos ruedos polvosos en ferias moleras, algo de lo mejor que tiene. “…esto nunca los hará alcanzar el nivel requerido… (Salvador Murrieta Dixit.)” ¿Qué no lo entienden?...

Para remate: En la ya citada Plaza o cortijo de Cinco Villas, en Cuautlalpan, otro joven torero, llegado aquí de Venezuela y ya con importantes triunfos en España, salió a hombros  Luis Enrique Colombo con el corte de 2 peludas a un buen novillo de “La Guadalupana”.. En el mismo festejo, otro triunfador hispano que viene triunfando, Marcos, así simplemente anunciado compartiendo carteles con las auténticas figuras; se ha llevado una peluda en la espuerta. Por cierto este espigado y fino torero ha estado tentando en “Tenexac” pues él si le “para a lo bravo” acompañado de su apoderado el también Matador Leandro. 

FOTO 1.- De Venezuela Luis Enrique Colombo a hombros en la que puede ser la última salida de un torero aupado de la Plaza de Cinco Villas

FOTO 2. – Arturo Gilio hijo,  su segunda actuación en España ante una plaza y afición serias en Badajoz.  

FOTO 3. “Marcos”, espigado y fino novillero hispano en “Cinco Villas” con una oreja en mano. 

Puyazos con la punta de la pluma
LOS MÁS LEÍDOS
2017-11-17