10, Sep 2017

Adiós a la candidatura presidencial

EL AUTOR

Fernando Maldonado

Al exgobernador Rafael Moreno Valle se le desvanece entre las manos la posibilidad de ser el candidato presidencial del Frente Ciudadano por México, como definieron a la alianza electoral las dirigencias del Partido Acción Nacional, el Partido de la Revolución Democrática y el Movimiento Ciudadano.

Aliancista por definición, Moreno Valle tuvo que acusar recibo del primer golpe a sus aspiraciones presidenciales este fin de semana, cuando desde las páginas del semanario Proceso conoció del primer rechazo para que sea él quien encabece los esfuerzos de los tres partidos políticos para pelear la Presidencia de la República.

De la confusión y la confrontación, emerge (Ricardo) Anaya”, se leía en el reportaje publicado por el reportero del semanario Álvaro Delgado en el que Agustín Basave le da con la puerta en la cara al pretencioso Moreno Valle, a quien se le ha caracterizado por poseer un perfil de confrontación e intolerante.

La cautela domina a los dirigentes frentistas sobre el candidato presidencial, aunque Basave ya les advirtió que jamás apoyará a Rafael Moreno Valle, exgobernador panista de Puebla, revela al reportero”, dice el reportaje publicado en las páginas 13 y 14 del número 2132 del semanario.

Si Moreno Valle es el candidato, renuncio al PRD, renuncio al frente y me voy con Andrés Manuel (López Obrador) ¡Es un sátrapa!”, disparó el exdirigente nacional del PRD desde las páginas del semanario de mayor influencia política en México.

Agustín Basave se ha convertido en una figura moral en las cúpulas perredistas desde que en julio del año pasado renunció a la dirigencia nacional de ese partido que ahora lidera Alejandra Barrales, sobre todo por su oposición a una alianza perredista con el PAN de Moreno Valle en Puebla en la elección de gobernador el año pasado.

El capital del ahora diputado federal en las manos del Movimiento de Regeneración Nacional significa el fortalecimiento de la marca electoral de López Obrador en una etapa decisiva del proceso por la disputa por el poder público, comenzado formalmente el viernes 8 según estableció el Instituto Nacional Electoral.

Pero más aún, visto desde las perspectivas de los artífices del Frente Ciudadano por México, la renuncia de Basave a las filas perredistas, como lo advierte el académico, atenta contra los frágiles equilibrios que existen entre los partidos aliancistas. 

Si de ganar se trata no existe mucha lógica poner en riesgo acuerdos básicos a cambio de colocar en la ruta de la candidatura a quien se ha obstinado en convertirse en abanderado pasando por encima de reglas de urbanidad política mínimas y por la persecución de militantes históricos del PAN y del PRD en Puebla.

Y por encima de todo, permanece en el sótano de las preferencias preelectorales, muy por debajo de Margarita Zavala, la apuesta de Felipe Calderón el expresidente y del propio Ricardo Anaya.

A Rafael Moreno Valle lo habían visto en las últimas semanas alterado, “nervioso” definieron un conjunto de cercanos a su figura pues sabían que septiembre era un mes clave para saber si había probabilidades de conseguir la candidatura presidencial. La fatal noticia parece haber llegado. 

Parabólica
LOS MÁS LEÍDOS
2017-11-22