12, Sep 2017

Quién protege a los narcomenudistas de “La Mafia”

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

En este espacio un servidor ha comentado sobre quiénes estarían protegiendo a las organizaciones de narcomenudistas, y entre éstos han aparecido personajes de la Policía Ministerial del Estado (PME), quienes se benefician con el incremento de la venta de alcaloides en la ciudad.

Le comenté también de la detención reciente de uno de los jefes del grupo de narcomenudistas conocidos como “La Mafia”, que operan a través de varias vecindades del barrio de Analco.

Le voy a comentar dos casos de “La Mafia” de Analco

Era de esperarse, sólo así se podría explicar por qué la organización delictiva ‘La Mafia’, que opera desde la vecindad 821 de la 9 Oriente, del barrio de Analco, vende todo tipo de drogas y a cualquier hora del día.

Pagan protección a la Policía Ministerial, a la que ahora se le denomina Agencia Estatal de Investigaciones (AEI), de la Fiscalía General del Estado (FGE)”.

Un alto mando de la AEI, al que vamos a llamar ‘Alejandro’, con el cargo de ‘jefe de operaciones’, o al menos así se ostenta, recibe al mes la cantidad de 22 mil pesos en efectivo, en sobre, para mantener avisados a los narcomenudistas de los operativos y de los recorridos de seguridad ‎para que ninguno de éstos sea sorprendido en alguna de las tres narcotiendas que operan en la zona y que son propiedad de una extensa familia de apellido Trinidad.

Para ser más preciso, le comento que uno de los integrantes de esta banda llega al nuevo edificio de la FGE, se registra con el propósito de buscar a este ‘Alejandro’ y es llevado a donde se encuentra su secretaria Marisela Rodríguez y es a ésta a quien le entrega el sobre, le dice que es un mensaje de Óscar, a quien en la banda se le conoce como ‘El Loco’ y la empleada a cambio entrega una especie de ficha con el número 21 y otras veces 22, que podría tratarse de algún número en clave.

De esta forma, las vecindades de la 9 Oriente 821, la de la 15 Oriente, entre 18 y 20 Sur, además de la 9 Oriente y 2 Sur, pueden vender, con toda tranquilidad, dosis de cocaína en polvo y piedra, que tienen un valor de 100 pesos cada una, además de heroína, que se ha convertido en la droga de moda.

Los vendedores de droga que operan para Óscar son, ‘El Chivo’, ‘Tallis’, quien es hijo de Óscar, además de ‘El Teke’, o de las mujeres identificadas como ‘Nenuca’, María Luisa, apodada ‘La Gorda’ y ‘El Paco’.

Las narcotiendas que le comento también sirven como picadero, donde les permiten a los viciosos que fumen ‘piedra’ o ‘crack’, a quienes incluso han llegado a asaltar o a lesionar con arma blanca, cuando los vendedores se encuentran ebrios o cruzados por el consumo de drogas con alcohol.

La banda, que encubre sus actividades con la reventa de boletos de espectáculos importantes, lo que también significa una infracción administrativa, se dedica además al asalto, al robo en tiendas comerciales y a otros delitos que los han llevado a ser detenidos, por horas o días, ya que cuentan con suficiente dinero para pagar sobornos, incluso a jueces de lo penal.

Estos delincuentes no son detenidos porque desde las instalaciones de la Policía Ministerial o AEI, les avisan que escondan todas las drogas o que se salgan de las vecindades. A los 15 minutos del aviso ocurren los operativos”.

¿Así o más impunidad?

Al “Manotas” lo mató un ministerial

Ocurrió a las 6 horas del sábado 3 de febrero, un vehículo Avenger, de los que tienen a cargo los elementos de la AEI, se detuvo frente al número 4 de la 38 Oriente, iba seguido de una patrulla de la Policía Municipal.

Del Avenger bajó un sujeto que tocó la puerta y cuando Román (a) ‘El Manotas’ se asomó recibió un balazo en la cabeza, luego el homicida escapó en la misma patrulla y fue escoltado por otra del municipio.

Lo que le comento se aprecia en un video que fue tomado de la casa de junto. Pero por alguna razón las investigaciones no avanzan.

‘El Manotas’, el hombre ejecutado, era padre de Óscar ‘El Loco’, uno de los líderes de la banda de ‘La Mafia’.

Este hombre se ocultaba porque debía drogas que le daban para vender. Su hijo le entregaba algunas para que pudiera salir y pagar sus deudas”.

Antes lo ejecutaron.

Ahora se encuentran en disputa cuatro vehículos que eran de su propiedad y dos casas.

Se dice que los ‘ajustes de cuentas van a seguir. 

En la mira, además de la concubina de ‘El Manotas’, se encuentra Fabiola, quien también se encarga de distribuir drogas, a quien le acaban de matar a su cuñado, que por cierto era ministerial.

Le comento del contenido de una extensa carta, anónima por supuesto, que aún no concluye”.

Nos vemos cuando nos veamos.

 

Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2017-11-24