12, Sep 2017

¿La FGE defiende a ladrones de vehículos?

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

Y la pregunta resalta luego de que en Puebla opera una bien organizada banda de ladrones de vehículos que en lugar de utilizar la violencia para apoderarse de ellos, se vale de vacíos jurídicos y se apodera de automóviles a base de amañados fraudes.

Le explico, esta banda comete fraudes con cheques sin fondo para apoderarse de automóviles, y mientras la denuncia duerme el sueño de los justos en la Fiscalía General del Estado (FGE), estos maleantes venden con toda tranquilidad los vehículos robados, y es que en este tipo de casos la dependencia del Gobierno del Estado no emite alertas para que las unidades sean buscadas por las corporaciones de policía.

Usan nombres falsos

Este tipo de delincuentes se valen del uso de nombres de altos personajes de la vida política, universitaria o de sociedad, para engañar a sus víctimas. Es decir, suplantan la identidad de una figura reconocida.

Así le sucedió a la profesora Adriana Rojas Córdova quien ante la Fiscalía General del Estado, denunció a un sujeto que dijo llamarse Óscar Gilbón, y quien le robó o la defraudó con la venta de su vehículo Aveo modelo 2015, de color blanco, placas UAF-6777 de Puebla.

La profesionista puso a la venta su automóvil y quien se comunicó por teléfono fue una persona que dijo llamarse  Óscar Gilbón, y que le interesaba el vehículo para regalárselo a su hija.

Quedaron de verse en algún punto de la ciudad de Puebla, pero en lugar de que llegar este personaje, arribó otro que dijo llamarse José Hernández Cruz, quien se identificó como el chofer.

Tras ser revisado el vehículo acordaron el precio y como se trató de la tarde del viernes, el defraudador que siempre se estuvo comunicando por teléfono, le dijo que con su chofer le iba a enviar un cheque para que lo depositara a su cuenta y lo cobrara para el lunes.

La maestra Adriana aceptó y recibió un cheque, y a cambio entregó su vehículo y todos sus documentos.

Y todo resultó ser un fraude, un robo de vehículo.

La afectada y su esposo tuvieron que acudir a la FGE, a la Unidad de Orientación, Análisis y Resolución Inmediata, para esperar varias horas y presentar su denuncia.

Radicada con el número de Carpeta de Investigación 14680/2017/Z.C.

Pero resulta que como se trató de “un fraude” el robo del automóvil no fue boletinado a las corporaciones de policía para tratar de recuperarlo.

“Ese es otro trámite”.

Ante tal actitud esta banda que se dedica a robar vehículos por medio de amañados fraudes sigue gozando de toda la impunidad que le brindan las instituciones de justicia.

En este espacio le presento el diálogo entre el defraudador y el esposo de la maestra, a la que le robaron su vehículo.

Nótese la impunidad.

Nos vemos cuando nos veamos.

 

 

 

Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2017-09-25