30, Oct 2017

Alcaldes que no tienen llenadera

EL AUTOR

Cirilo Ramos

Son hasta el momento cinco ex presidentes municipales, quienes gobernaron en la primera mitad del morenovallismo, que están en serios problemas por inconsistencias, irregularidades o francos desvíos de recursos federales. La Procuraduría General de la República (PGR) ya está tras sus pasos.

Muchos de ellos, a pesar de estos presuntos ilícitos, sueñan con aparecer en las boletas de 2018, sin que en realidad tengan posibilidad de hacerlo, sobre todo por los procesos penales a los que están vinculados.

Aquellos que están con denuncias ante la PGR por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) —por un monto que suma un poco más de 73 millones de pesos—, son quienes gobernaron entre 2011 y 2014 Tlahuapan, Tlaola, Chiconcuautla, Huaquechula y Los Reyes de Juárez.

Este último caso, el más reciente en ser denunciado ante las autoridades, es especialmente escandaloso, por todo lo que está saliendo a la luz.

De acuerdo con habitantes de este municipio, el ex alcalde perredista Manuel Herrera Ponce, a quien la ASF denunció en marzo pasado ante la PGR por no comprobar más de 4 millones de pesos, es un hombre que desde su llegada al cargo incurrió en excesos personales y, como funcionario, de la noche a la mañana se compró una camioneta de lujo de más de 700 mil pesos, además de que gastó 30 millones de pesos en la remodelación de sus oficinas.

Sí es de gustos finos, no cabe duda

En esta localidad del oriente del estado, que se caracteriza por su abundante producción de hortalizas, Herrera Ponce también es conocido por su carácter “déspota y soberbio”.

Entre los pendientes más graves que dejó el primer edil de la administración 2011-2014 está el Bulevar Los Reyes de Juárez, la avenida principal de la cabecera del municipio de poco más de 25 mil habitantes, pues gastó más de 20 millones de pesos y apenas avanzó en 75 por ciento por mantenimiento de la obra.

Para su conclusión, la actual administración tuvo que aplicar —hace un par de años— cinco millones de pesos, que no le correspondía erogar, pero “representaba un riesgo para la gente e incluso, por ello, hasta hubo un dictamen de Protección Civil”, apunta el actual presidente municipal, Rafael Ramos Bautista.

La denuncia de la ASF contra el anterior alcalde contempla asimismo un cobro injustificado que realizó un funcionario por 102 mil 902 pesos, que se supone iban a ser aplicados también al Bulevar, pero que simplemente no se comprobaron y, formalmente, están en el limbo. Nadie sabe dónde quedaron.

Manuel Herrera Ponce ganó en 2010 las elecciones a través de la Coalición Compromiso por Puebla, la que también llevó a la gubernatura a Rafael Moreno Valle Rosas.

Hasta la revisión de las cuentas públicas que lleva la ASF, se ha determinado que el ex alcalde perredista no aclaró la erogación de 4.2 millones de pesos de un total de 23 millones de pesos de recursos federales, que debieron ser aplicados a programas regionales.

La denuncia que se presentó ante la PGR el 23 de marzo de 2017, con el número 1386 correspondiente a la cuenta pública de 2013.

En el expediente de la ASF se especifica que a la administración de Manuel Herrera Ponce le fueron etiquetados 23 millones 897.2 mil pesos “para la ejecución de tres obras, denominadas Construcción de bulevar E.C. (El Empalme-Acatzingo) Los Reyes de Juárez por 21 millones 320.0 mil de pesos; adoquinamiento de la calle Bugambilias, entre calle Reforma y calle Cedro por un millón 578.1 miles de pesos y adoquinamiento de la calle Vista Hermosa, entre calle El Cedro y calle Loma Bonita por 999.1 mil de pesos”.

De este monto de recursos federales, en la revisión cuenta pública 2013, se detectaron las irregularidades por 4.2 millones de pesos atribuidos al perredista.

Y como ese, hay otros casos. El poder los hace suponer que son impunes, pero a todos, al menos en el caso de los recursos federales, les llega el momento de rendir cuentas.

Sapiens 2.0
LOS MÁS LEÍDOS
2017-11-19