29, Nov 2017

El primer sorprendido fue el Toricantano

EL AUTOR

José Alberto Vázquez Benítez

El primer sorprendido fue el Toricantano, Leo Valadez, que confirmaba la alternativa recibida apenas hace unas semanas en la “Feria del Pilar”, en Zaragoza, España. Sorprendido quedo el chaval acuaquilestence, en la ceremonia en el ruedo de la Plaza México, ante el padrinazgo del sevillano Cayetano Rivera Ordoñez y el testimonio, nada más y nada menos que del navarro  Pablo Hermoso de Mendoza y el de Teocaltiche, Jalisco  y avecindado en Aguas, Arturo Saldívar.

La sorpresa se dio en el tercio del ruedo al acudir a la cita el padrino desmonterado al igual que los dos solemnes testigos. Incluso, Cayetano a la vez que gesticulaba con la Montera en mano, hacia ademanes muy expresivos, utilizando eso que ya muy pocos manejan.

El lenguaje con sombrero descubierto. Muy al contrario de lo ocurrido en la ceremonia de Zaragoza, con el padrino, su paisano José Guadalupe Adame, permaneciendo toda la ceremonia con la Montera puesta en un muy fea actitud de desprecio y falta de cortesía, que a quien más le hace perder la categoría es al que otorga la alternativa.

En La México, el padrino reapareciendo después de la grave cornada de 3 trayectorias 3. Un torero clásico vestido muy a lo clásico de Tabaco y Oro, con remates y cabos blancos; fajilla y corbatín negros, Cayetano ante los sosos de “Jaral de Peñas” no encontró toros para bordar el Toreo,  cuando las pobres embestidas surgieron, logró, dejando la muleta hilvanada algunos bellos pases, lo único que se le vio, ante un encierro falto de casta.

El que sacó la casta por delante y llegó a nuestra Catedral del Toreo a pelear el sitio que le corresponde, fue Arturo Saldívar con “Bienvenido“ de “Jaral de peñas” logró lo mejor lo que se vio esa tarde, que con tanta ilusión se esperaba, sí bien no se convirtió en desilusión; pues todo quedó en eso: Ilusión. 

Y, ahora, los sorprendidos somos nosotros, pues la corrida de los “Julio Delgado” anunciada para ser lidiada este domingo por la tercia Ponce-Payo-Adame ha sido súbitamente cambiada por una de “Torreón de cañas” de los señores “Uribe“, y subrayamos lo de sorpresivamente, pues las notas de prensa dicen: “fue cambiada”, o rechazada, vista en el campo donde los “julitosdelgado” aparentaban ser “teofilitos”.

Muy buena decisión de la empresa de hacer el cambio, sobre todo por aquello de que “cuando veas las barbas de tú vecino cortar…” 

Por aquello de lo ocurrido en la Plaza de Acho en Lima, Perú, donde la Plaza, todos los aficionados puestos de pie, dieron la espalda a uno de los del “Puerto de San Lorenzo“, toros, mismos que al llegar a la Plaza fueron desembarcados en la oscuridad y sin que la empresa permitiera el acceso —inexplicablemente—, ni siquiera a las autoridades a la ceremonia del pesaje.

Actitud esta (Foto 4) de evidente rechazo que marca un precedente de gran trascendencia. Las empresas deben ya de pensar y meditar los encierros que llevan a Plazas y fechas importantes.

De última hora: los tres Julio Delgado serán sustituidos por tres Barralva.

 

FOTO 1. El primer sorprendido fue Leo Valadez en la ceremonia de su confirmación, con padrino y testigos, honrosamente desmonterados.

FOTO 2.- Cayetano Rivera Ordoñez logró tandas —escasas—, con el sello de la casa. (Foto: Plaza México)

FOTO 3.-  Arturo Saldívar derrochó valentía.  Aquí una Arrucina soberbia y de mucho aguante.

FOTO 4.- Interesante fotografía de mucha verdad, en la Plaza de Acho,  Lima, Perú. Todo el público de pie y de espaldas al toro que salió al ruedo. En manifiesto rechazo.

Puyazos con la punta de la pluma
LOS MÁS LEÍDOS
2017-12-16