06, Dic 2017

“Que los perros sigan ladrando, algún día les darán su hueso”

EL AUTOR

José Alberto Vázquez Benítez

Por la Puerta Grande, verdadero frontispicio que soporta el conjunto escultural de Alfredo Just “El Encierro” que da a la calle “Augusto Rodan” entrada principal de la Plaza México; en verdadero “Olor a multitud” en volandas de una entusiasta y nueva afición con entrega absoluta.

Así verdadera y auténticamente llevado en volandas y NO cargado por costaleros a sueldo, paleros y a veces familiares o amigos de los toreros que los sacan en escenas cuyas fotos dan pena, vergüenza que así tenga que ser para que sigan viviendo su mentira de triunfos.

Es una gran verdad aunque a muchos les pese; en contra de la idolatría  que ya rebasa las que anteriormente han habido, Ponce es ya parte importante del ser actual de Doña Plaza. Este golpea-teclas, se niega, renunció en definitiva a unirme al grupo que se desgarra vestiduras y ataca, embiste de manera brutal al maestro valenciano.

De plano y de forma muy firme me declaro en favor del toreo de Enrique Ponce, quisiera pensar que al final, todo sea cuestión de gustos. Pero también es para ponerse a pensar; si tantos que le atacan que llegan hasta burlarse de su toreo y sus toros: ¿Qué pasaría si estos quejumbrosos y ardidos con sus teclas enfrente, fueran incluidos en las listas de cronistas sobrecogedores?

Sí en las listas —me pregunto— de aquellos que reciben sobres con buenos gajos de billetes, sí hoy se incluyera a tanto escribidor de webs y sitios, que hoy abundan en las RsSs. El ejemplo más claro lo vemos entre el grupo de corresponsales y cronistas, algunos hispanos venidos específicamente a cubrir el arranque de temporada; bien que se ve, se nota, quienes vienen con prebendas y dádivas; y los que vienen con pasaje y gastos gustos. La ardides se nota de inmediato, (ya el ungüento de Picrato de Butesín no les quita lo ardido) igual que con los de aquí, que no ven los billetes por ningún lado, incluso reciben acreditación de la empresa en localidades “de escalera” de tendido. ¿Qué pasaría si todos fueran incluidos en las listas de prebendas? Otro gallo cantaría.

Definitivamente, las multitudes que se muestran en las dos fotos (1 y 2) todos esos entusiastas y emocionados no pueden estar equivocados en sus gustos y el motivo de su disfrute taurino.

…aunque que; como dicen que dijo don Alonso Quijano, que nunca dijo eso, pues don Miguel de Cervantes, nunca puso en sus labios las tales palabras… ¡Dejad que los perros sigan ladrando!

Ahora que en cuanto al toro del triunfo, por supuesto “de regalo”, la empresa debe de ir ya pensando seriamente el anunciar un cartel con seis triunfadores y 6 De regalo 6, lo que de seguro será un éxito.

FOTOS 1 y 2. - En “Olor a multitud” verdadera y auténticamente a hombros de una entusiasta mucedumbre y no cargado por pajeros o costaleros a sueldo.

FOTO 3.- Agradecimiento, gratitud a la muy humana actitud de Enrique Ponce.

FOTO 4.- Un ya muy sobrio Octavio García “El Payo”, que a un paso de espada ha quedado de consagrarse.

FOTO 5- Ya había quedado escrito bien claro en Puyazos: “Las cosas no son así”. En esta suerte, se trata de apostarle y adivinar sobre ¿De cuál lado se va a aventar al piso el torero?

 

 

 

Puyazos con la punta de la pluma
LOS MÁS LEÍDOS
2017-12-17