09, Ene 2018

Las ascuas

EL AUTOR

Jorge Castillo

La posibilidad de que Rafael Moreno Valle vaya por la senaduría dejaría casi fuera a su esposa Martha Erika Alonso de la contienda electoral.

Y es que dicen los cánones que una pareja matrimonial no podían ir en una misma elección por distintos cargos.

Pero esas reglas no escritas pueden romperse.

Lo que es cierto, es que en los corrillos afirman que aún nada está definido al interior del Partido Acción Nacional, en cuestión de candidatos.

Por eso los morenovallistas, aún no echan las campanas a vuelo, ya que las negociaciones están en pleno apogeo.

De este modo, aún tienen prendidas sus veladoras en Chalie Hall, donde no descartan aún que Luis Bank reciba la llamada esperada.

Dicen que la esperanza muere al último y el plan B sigue en vigencia, por lo menos en estas horas de decisiones.

Mientras tanto, donde de plano las cabezas están totalmente quebradas es en la decisión del candidato a presidente municipal de Puebla.

Y es que al parecer no les está quedando otra opción que mirar hacia Eduardo Rivera, debido a que los demás aspirantes no garantizan nada.

Aunque aún hay resistencia.

Lo que resta de esta semana y la siguiente serán cruciales para el panismo, morenovallismo y galicismo.

Todo en ascuas.

La renuncia

Desde que publicó su selfie en un avión con José Antonio Meade atrás, se vislumbraba la renuncia de Javier Lozano al Partido Acción Nacional (PAN).

Hace mucho ya le habían dicho los morenovallistas que él no sería el candidato a gobernador y por eso sus berrinches.

Desde que fue dado de baja del gabinete de Tony Gali, sintió pasos en la azotea.

Entonces, empezó a coquetear con priistas y posteriormente el precandidato del PRI, a quien conoce desde que fueron compañeros en el gobierno de Felipe Calderón.

Por eso llegó ofreciendo sus canicas a los priistas, quienes están ahorita aceptando a todos con tal de jalar para su molino.

Ahora dicen los que saben que los verdaderos ganones con la renuncia son los panistas y los priistas deberían de pensarla dos veces.

Porque de Lozano se puede esperar todo, hasta haber truqueado esa selfie.

En campaña

Uno de los que no pierde el tiempo para hacer campaña, es nada menos que el secretario de Desarrollo Estatal (Sedeso), Gerardo Islas Maldonado.

Incluso, dicen que anda asegurando que será el próximo diputado local por el distrito de Izúcar de Matamoros.

Que todo está amarrado.

Así, aprovecha que anda supervisando la reconstrucción en la Mixteca poblana, para promocionarse, dicen los que lo han visto.

Hasta a los Reyes Magos ayudó el seis de enero pasado.

Se ha reunido con el hermano del arzobispo Víctor Sánchez Espinosa, que es alcalde en Teotlalco, de nombre Javier.

A las reuniones que se convierten en comilonas y fiesta, lo acompañan los delegados del DIF, Sedesol, Corde y Secretaría de Gobierno, quienes acaban ofreciendo lealtad.

Ya se verá si lo logra.

Las penurias independentistas

Vaya que han comenzado en las calles con dificultades los precandidatos.

Incluso se dice que tan mal le fue en el primer día a Enrique Cárdenas, que guardan con receló la pequeña cifra que consiguió de cifras de apoyo.

Tiene que juntar 132 mil 500 firmas desde este 8 de enero.

O sea, por lo menos tres por minuto durante las 24 horas hasta el 6 de febrero.

Sus anheladas 4 mil 500 diarias, están por verse.

Manolo Vega Suck, precandidato a diputado local, también ha tenido dificultades en las calles. En su primer día, juntó 82 firmas válidas, aunque aún tienen otro tanto en espera de revisión.

Lo malo es que el joven con este paso apenas llegaría a poco menos de 2 mil 500 rúbricas de apoyo de las más de 6 mil que necesita.

El joven caminó por las colonias como González Ortega, La Pedrera, La Paz y Reforma Sur y encontró puerta por puerta que hay un rechazo total a todo lo que sea político, al ser colonias totalmente olvidadas, por lo que ahora no confían en nadie.

El desinterés está muy presente, pero no es el único obstáculo.

Por la tarde noche caminaron por la zona de La Paz y Reforma Sur, en medio de calles solas, sin alumbrado e inseguras. El grupo tuvo que acabar antes, para no arriesgarse.

La pasarela
LOS MÁS LEÍDOS
2018-01-16