09, Ene 2018

“El Charrascas”, de madrina a extorsionador

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

Las corporaciones de policía local que han utilizado los servicios de Adrián Juárez (a) “El Charrascas”, como madrina o dedo, no saben en realidad el monstro que han creado y que ahora se ha pasado al crimen organizado para trabajar en extorsiones no sólo a sospechosos de cometer algún delito sino a civiles y a quien se le pare enfrente.

“El Charrascas” de manera inicial era utilizado como madrina en la Policía del Estado, sin embargo los abusos y excesos que cometió lo llevaron a que fuera separado de cualquier grupo de inteligencia, de hecho estuvo preso en el Cereso de San Miguel.

La labor de este sujeto consistía en ubicar delincuentes, saber cómo operaban y después reportarlos a los grupos de policía para quienes trabajaba y a cambio “le combinaban” del botín asegurado a los detenidos o le pagaban en efectivo o con drogas para que las pudiera vender.

Lo primero que hizo fue contactarse con grupos delictivos a quienes les pedía dinero o drogas a cambio de no ponerlos con la policía, y de esta manera obtenía más dinero, jugando en ambos bandos.

Luego, junto con otros sujetos se dedico a cometer robos, amparado con un uniforme de policía que se ponía.

En su contra tuvo o todavía tiene una denuncia por violación, lo que lo llevó en un tiempo en permanecer oculto.

Esa misma actividad, la de delatar, la realizó y realiza en la Policía Ministerial, donde a cambio de dinero o drogas para vender delata a delincuentes, de los que previamente hace sus amigos para que le tengan confianza.

Pues ha trascendido que este sujeto ha ampliado sus zonas de operación.

De alguna forma obtuvo información de centros de operación del crimen organizado, en Puebla y ahora también se dedica a dar informes de civiles para que sean extorsionados o incluso secuestrados.

De lo que aquí le comento ya algunos grupos de inteligencia de corporaciones de policía están enterados y son ellos mismos quienes lo investigan.

Asaltos en el Colegio Salesiano

Un reporte llegado a esta columna indica que a las 13:30 horas del martes, en la calle 3 Norte, a la altura del 2803, del barrio de San Antonio, frente al colegio Salesiano, dos menores –niña y niño– fueron golpeados y despojados de sus valores por un grupo de presuntos pandilleros, encabezados por un sujeto de nombre Esteban J.U., a quien le apodan “El Tío”.

El reporte indica que al lugar donde ocurrieron los hechos llegaron elementos de la Policía Municipal, que no pudieron detener a los agresores, porque se refugiaron en una fonda de cocina económica de nombre “Rosy”, que se ubica en la 3 Norte número 112, local 14, y ya no los pudieron sacar.

Este sujeto y otros mas, provenientes del barrio de San Antonio, habrían cometido atracaos similares en días pasados, sin que ninguna autoridad puede frenarlos.

Nos vemos cuando nos veamos.

 

  • Síguenos en Feedly
Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2018-07-19