08, Feb 2018

Se dan con todo por Casa Puebla

EL AUTOR

Enrique Núñez

Las precampañas rumbo a Casa Puebla entraron en una etapa de franca confrontación entre los tres aspirantes a la gubernatura.

En la víspera, al registrarse como precandidata al gobierno del estado por el Partido Pacto Social de Integración (PSI), Martha Erika Alonso Hidalgo, llamó a la militancia panista a no dejarse llevar por los falsos mesías tropicales que andan vendiendo por ahí espejitos de esperanza sin decirle a la gente cómo le van hacer para cumplir todo lo que están prometiendo y solo los engañan.

Y aún más endureció su mensaje hacia los adversarios y recordó al exgobernador, Mario Marín, y el presunto desprestigio que tuvo Puebla por su causa, y resaltó el proyecto al que pertenece.

“Hemos recuperado el orgullo de ser poblanos, aún nos falta camino por recorrer, hay muchas cosas que se pueden hacer o implementar, además de mejorar; quiero recordarles a todos los que están aquí cómo nos sentíamos hace siete años, cuando uno salía a la Ciudad de México u otro estado de la República y preguntaban de dónde era, automáticamente nos decían de los preciosos”.

Ayer, el precandidato al gobierno del estado por la coalición “Juntos Haremos Historia”, Luis Miguel Barbosa Huerta, sostuvo que la representante de la alianza “Por Puebla al Frente”, que impulsa el PAN, Martha Erika Alonso Hidalgo, incurrió en actos anticipados de campaña, al contratar una publicidad masiva, lo cual está prohibido por la legislación electoral. “Quiero pedir”, dijo, “que no haya piso chipotudo, pues soy una persona discapacitada”.

Incluso, Barbosa reveló que presidentes municipales han sido citados a la casa del exgobernador, Rafael Moreno Valle, en el Club de Golf “Las Fuentes” para presionarlos y que apoyen la candidatura de Martha Erika Alonso. “Se mantiene la presión a los alcaldes para organizar eventos de programas sociales y llenar las reuniones con la precandidata; en otros casos, bloquear a Morena”.

A su vez, el priista Enrique Doger, ante militantes de los municipios de Ciudad Serdán, Tlachichuca, Guadalupe Victoria y Quecholac, culpó a los malos gobierno panistas de la creciente inseguridad y el atraso en el sector agropecuario.

“La inseguridad ha lastimado a las familias poblanas, y no es posible seguir así por culpa de los malos gobiernos panistas que han demostrado su ineficacia en el combate a la delincuencia. Es la inseguridad la que lastima mucho, la que le quita el fruto del trabajo a la gente; en esta zona hemos visto cosas que no han existido antes: levantones, asesinatos, robos y eso es algo que no puede seguir y eso ha sido resultado del gobierno panista que no merece estar más al frente”.

Es tiempo, dijo, “de revivir la actividad agraria y ganadera con apoyos verdaderos. No más negocios con mototractores que no sirven, buscaremos apoyos con maquinaria que verdaderamente funcione para la producción, que de verdad los ayude; quiero decirles que la política para el campo va a cambiar porque vamos a llegar al gobierno del estado a apoyar verdaderamente a los campesinos”.

Con esta guerra de papel los aspirantes a Casa Puebla buscan ganar las elecciones de julio próximo.

Y esto apenas empieza.

  • Síguenos en Feedly
Contracara
LOS MÁS LEÍDOS
2018-08-19