13, Feb 2018

Los renglones torcidos del PAN

EL AUTOR

Enrique Núñez

La siguiente es una pregunta que debemos hacernos y de la que difícilmente encontrarán una respuesta lógica y congruente:

Si desde el día 6 de enero el PAN emitió el acuerdo COE-143/2018 a través de la Comisión Organizadora Electoral para suspender el proceso para la designación del candidato o candidata a la gubernatura de Puebla, argumentando que ya que existe un convenio de coalición, ¿En carácter de qué hizo precampaña Martha Erika Alonso?

El hecho de suspender el proceso es legal, pues es parte de la vida interna de un partido político, sin embargo, descuidaron un punto importante, la precandidata siguió realizando eventos después del día 6, e incluso hizo un cierre de precampaña en Tehuacán.

Si el proceso de elección fue suspendido, ¿por qué siguieron en actos proselitistas, supuestamente dirigidos a la militancia blanquiazul?

Si ya había una denuncia por un supuesto derroche de recursos por los excesivos promocionales en los camiones del servicio público, misma que deberán resolver los órganos electorales; ahora hay que sumar el tema de los últimos 4 días de precampaña, sabiendo que no habría ninguna votación para elegir candidata.

De acuerdo a las primeras versiones de gente que sabe del tema electoral, las actividades son actos anticipados de campaña ya que el proceso se había suspendido.

Sin embargo, una argucia legal podría resolver el problema para Martha Erika, toda vez que en el documento, se dice que se propone suspenderlo y que debe ser la Comisión Permanente del CEN la que determine la cancelación de la elección.

Sin embargo, es evidente que había sido cancelado desde el día 6, lo cual suena a una tomada de pelo para los militantes, a los que convocaron a cierres masivos como el de Tehuacán, sin decirles que al día siguiente no habría votación para definir la candidatura a gobernador.

Evidentemente toda la cúpula del PAN en Puebla sabía que no habría votación y prefirieron engañar a los albiazules para continuar con los actos de precampaña, supuestamente dirigidos a militantes, cuando en los hechos son actos abiertos de proselitismo político para el electorado general.

Son de esas acciones que demuestran lo poco que les interesa a los dueños del partido sus militantes.

Por cierto, vale recordar que en 2010 también el PAN fue en coalición, y si bien Acción Nacional eligió al candidato antes de firmar el convenio, aunque ya se sabía del acuerdo, se culminó el proceso interno, derrotando a Ana Teresa Aranda.

Si la cancelación del proceso se hubiera acordado ayer domingo, nada pasaba, pero los tiempos de la comisión que preside, por cierto, el magistrado Israel Mancilla, se adelantaron y su candidata podría ser sancionada en caso de que alguna de las partes fundamente bien la denuncia.

  • Síguenos en Feedly
Contracara
LOS MÁS LEÍDOS
2018-05-22