13, Mar 2018

Huachicoleros vs narcomenudistas

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

Ocurrió durante la noche del lunes, hombres armados con rifles de asalto discutían con otro grupo armado en los pasillos del mercado de La Cuchilla, que se ubica frente a los mercados La Unión y el Hidalgo.

Los hombres hablaban de huachicol, de rutas, de invasión de territorios.

Ambos se acusaban de traiciones, de deudas y ambos empujaban sus armas con el cartucho cortado.

Los comerciantes que en ese momento se encontraban en La Cuchilla salieron corriendo antes de que una bala perdida los alcanzara y justo en los momentos en que se escucharon las detonaciones de las mismas.

Una llamada al 911 alertó a la Policía Municipal y a la del estado, acudiendo primero elementos de la Secretaría de Marina y del Ejército, llevando los primeros incluso una raqueta

En cuestión de minutos los hombres que llegaron armados, a bordo de varias camionetas se dieron a la fuga con dirección a la autopista Puebla-Orizaba, mientras que los del mercado se escondieron en los subterráneos que existen dentro del mercado y que han servido de talleres para discos piratas.

Palmarito vs MorrisNegro y Bistec 

Trascendió entonces que quienes se enfrentaron no fueron otros que los sujetos soldados “El Morris”, Omar “El Negro” y “El Bistec”.

Los tres sujetos de marras son conocidos en el mercado de La Cuchilla, como quienes tienen un centro de operaciones para la distribución de drogas como la heroína, cocaína y otras de aspecto sintético, armas de que mantienen el control de la piratería y que actualmente se dedican al robo de hidrocarburos. 

Los tres cuentan con protección de servidores públicos dedicados a la prevención y persecución de delitos.

Una de los servidores que les cobran por protección es el comandante José Luis Huerta López, del grupo Garet, de la patrulla 236, además de otras unidades que prestaron protección a los tres personajes del narcomenudeo poblado.

El intento de enfrentamiento entre hombres y mujeres armados, al mando de “El Morris”, “El Bistec” y “El Negro”, de nombre Omar, preocupó mucho a los comerciantes que además son obligados a pagar piso a estos tres, los ha llevado a pedir la inmediata intervención al gobierno del estado y del federal, para que sea desmantelada la banda de narcomenudistas y huachicoleros, antes de que corra sangre inocente.

Nos vemos cuando nos veamos.

  • Síguenos en Feedly
Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-18