12, Abr 2018

Jugando a la transparencia

EL AUTOR

Jorge Castillo

Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) se salvó de ser denunciado ante el Consejo de la Judicatura.

Reservó oficialmente los videos del juicio a los acusados del doble linchamiento de dos encuestadores en 2015 en el municipio de Ajalpan.

Esto luego de que el Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública (ITAIP), diera un supuesto ultimátum al Poder Judicial para justificar la reserva.

El Poder Judicial no lo había hecho.

Lo malo del asunto, es que los comisionados del órgano garante de la transparencia, le dio todas las oportunidades del mundo para no entregar los videos solicitados y no denunciarlos.

Los videos del juicio oral contra los acusados del linchamiento que dio la vuelta al Mundo en 2015, fueron solicitados por este reportero mediante la Ley de Acceso a la Información.

Pero TSJ, solo señaló en su respuesta que estaban reservados, fundamentándolo con la ley federal de transparencia, en lugar de la local.

De este modo, el pleno del ITAIP, en un resolutivo al recurso de revisión, le dio la primera oportunidad de justificar la reserva.

Pero pasaron los días y nada, no entregaron nada.

Ahí vino la segunda oportunidad, luego de que los comisionados de la transparencia.

Así, le dieron un ultimátum para la entrega, a pesar pasaron por el arco del triunfo el resolutivo.

Fue de este modo, que de último momento entregaron la reserva.

Jurábamos que en la tercera oportunidad les iban a rogar de rodillas que ya la dieran.

La reserva, grosso modo, justifica mediante la ley de Puebla, que no se entregarán los videos, para proteger las identidades de los protagonistas del juicio.

De este modo, cualquier video de un juicio, estarán bajo llave y no serán públicos, aunque supuestamente una vez concluidos, ya deberían serlo, ni siquiera con la oportunidad de versiones públicas.

En este entorno, llama la atención que el TSJ a pesar de estar obligado por la Ley de Transparencia, tampoco ha publicado las sentencias de interés público, que se han registrado desde hace dos años.

Por lo mismo las organizaciones Equis Justicia para las Mujeres y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, han amenazado con demandar al poder judicial poblano.

Entre 2015 y 2017, en Puebla sólo se han publicado 11 sentencias en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), según datos de dichos organismos civiles.

Esto da mucho de qué hablar, ya que podría estarse ocultando la forma en que se están realizando los juicios en el tan criticado Nuevo Sistema Penal de Justicia.

¿Por eso prefirieron poner candados a abrir las puertas de los tribunales?

“Si la sociedad no tiene acceso a las sentencias, no puede evaluar la forma en la que imparte justicia, no es posible evitar que se emitan sentencias discriminatorias y no se pueden detectar actos de corrupción, pues su labor se encuentra al margen del escrutinio ciudadano”, así de simple lo explicaron los organismos civiles.

Lo malo, es que la opacidad se solapa, sobre todo cuando se encuentran organismos como el ITAIP, que en lugar de apretar esas tuercas, están como que jugando a la transparencia, solo pidiendo justificaciones de reserva y no la entrega de la información.

Entre perdón y linchamiento

“En ningún momento dije que he perdonado a Rafael Moreno-Valle o al morenovallismo”, sentenció la candidata a diputada federal por el distrito 12, Roxana Luna Porquillo, en su cuenta de Facebook.

Pero no se limitó ahí, sino también criticó a los medios de comunicación al preguntar porque se le atacó a ella y no al ex mandatario de Puebla.

En redes sociales, la perredista y otrora detractora del gobierno de Rafael Moreno Valle, afirmó que sus palabras de “perdón” fueron descontextualizadas.

Esto luego de que fuera altamente criticada en los medios de comunicación y redes sociales en internet, debido a que fue una de las principales opositoras del sexenio pasado y ahora les alza la mano.

 “Los medios no retoman el objetivo de ésta. En ningún momento dije que he perdonado a Rafael Moreno-Valle o al Morenovallismo”.

“Es lamentable que los odios contra RMV (Rafael Moreno Valle) me los endosen, cuando soy aliada de la libertad de prensa y los movimientos sociales”, sentenció.

Ahora, Roxana Luna, anda desesperada buscado quien le organice sus relaciones públicas o quien le lleve la prensa en su campaña, ante la andanada de críticas.

A ver si le da tiempo reconstruir su imagen.

  • Síguenos en Feedly
La pasarela
LOS MÁS LEÍDOS
2018-04-25