04, May 2018

Antes del 5 de Mayo de 1862

EL AUTOR

César Musalem Jop

A Pedro Ángel

Palou “El Viejo”

1.- Puebla de los Ángeles, llámose primariamente “Ciudad de los Ángeles”.  También por decreto presidencial, Puebla de Zaragoza, honrando al texano de ese parle no apellido, triunfador en una batalla iniciática contra la Intervención Francesa avanzado el siglo XIX.

2.- Autores extranjeros, nacionales y poblanos, han editado memorias o libros, tratando ese épico episodio, en afán glorificador, a lo que aspiraban muchos en esos aciagos días que crear era una Nacionalidad Patria, integrada por las Matrias entre frontera a frontera y de océano a océano.

3.- Para mi Coleto, Pedro Ángel Palou Pérez “El viejo”, para distinguirlo desde ahora antes que los tiempos avancen de Palou “El Viejo”,  se comportó imparcialmente sin disminuir su acendrado patriotismo, al tratar históricamente la descripción del 5 de Mayo de 1862, (El Sol de Mayo, Juan A. Mateos), cuando el cuerpo de ejército en avanzada como invasor, fue derrotado ejercitando profesionalmente sus conoceres como tropa de las mejores del mundo, merced a 13 elementos:  la valentía de las huestes mexicanas bien conducidas; la lluvia enlodadora; la torpeza del alto mando francés.   De ahí, que cuente algo de antes del 5 de Mayo de 1862, toda vez que Palou “El Viejo”, donde esté en el Lejano Oriente, estará charlando con los héroes conocidos y los desconocidos de aquella gesta nacionalista, haciendo aún.

4.- El Emperador Napoleón III, habíase coronado abandonando los ideales republicanos, igualitarios, aspirantes a Demócrito, aspirantes a democráticos, a una serie de añagazas políticas, parecidas aun “coup d'etat”,  aniquilando a la República Francesa a la cual usó como escalera para alcanzar la coronación.

 5.- Al lado de este trepador dirán las novelistas de historias de amores fallidos, camina La Emperatriz Eugenia de Montizo, española de alcurnia media, siempre impulsada por la madre ambiciosa, oteando en los horizontes socia lites de sus alcances $$$, candidatos de poder económico para colocar a la hija, y la colocó.

La iglesia como banca de inversión

6.- No solo en los dominios del Imperio Español, sino en la metrópoli, la iglesia judeo, occidental, cristiana, católica, apostólica y romana, era propietaria inmobiliaria notable; fungía como banca de inversión; préstamo y desarrollo primitivo; recaudadora superior de rentas, servicios rituales, cooperaciones prefijadas para la feligresía; dictadora de normas de conducta que muchas veces chocaban con las reales administraciones; y aún más:  en caminadora de millones de almas analfabetas, empobrecidas, casi bestializadas, incapaces de distinguir entre religiosidad con espiritualidad, sujetadas a la punibilidad de la ex comunión, o al ingreso a los antros informales por no obedecer a los sacerdotes infamantes de esa modalidad de organización social.

7.- El conservador lo dice la palabra: desea conservar como desde siempre: lo que le conviene y los conservadores aún —como hoy—, infectados del buen dormir en las casas palaciegas, del buen yantar en mesas provistas de “guisos de caza, pesca, o cetrería”, bajando lo mordible con “buenos caldos españoles o portugueses”, —aunque ya había franceses—; no admiten  —ni hablar siguiera—, de alternar ligeramente el orden social existente en los años sesentas del siglo XIX, cuando las 7 castas del Barón de Humboldt, la situación misérrima de 5 de ellas, el analfabetismo universal, la inexistencia de algún tipo de Economía que admita comprar venta de fuerza laboral al precio incluso simbólico.

A la “conserva”, dice Guillermo Prieto  2 o 3 veces estupendo ministro de Hacienda, no solo poeta, periodista, escritor, político y buen opinante y mejor engullente de comidas criollas, bajadas con tanguarnices, le asustan hasta las palabras:  impuestos, sino también  la de invocación usada por los literatos liberales.  Más habrá asustado a  los conservadores perder el trabajo gratuito de las 5 castas dominadas; por 300 años la indígena, las otras un poco menos, según su creación.

 8.- La iglesia al perder sus propiedades inmobiliarias, casi dueña nacional de todas; sus negocios bancarios; la aportación bajo presiones legales del diezmo de los fieles; el dominio de la administración demográfica en nacimientos o muertes; su Poder temporal confinado el intemporal a los actos rituales del culto eclesiástico; la influencia ante las masas totales, muy disminuida por las acciones liberales de los grupos puros, moderados o tibios —todos criollos de pura cepa—, busca ayuda externa para recuperar lo perdido.

8.1.- El Partido Conservador, cómplice de la iglesia dominadora, asustado ante el tsunami social que derrumbará los edificios  arcaicos erigidos desde la época de la dominación española, busca apoyos extra fronteras para evitar la evolución ya alcanzada en Europa Central, de donde va cayendo las viejas instituciones ejercitadoras del poder por siglos, dando puerta abierta al pueblo llano en la oficialidad castrense, en los partidos políticos;  en los gobiernos; arte y cultura, comercio e industria.   La conserva, se alía con la iglesia, solicitan la Intervención Francesa.  Llega una parte del ejército amparada bajo convenios con España e Inglaterra.   Y llega el 5 de Mayo de 1862 descrita magistralmente por Palou El Viejo.  Hay que leerla para fortalecer lo poblano en lo nacional.

  • Síguenos en Feedly
Desde las Galias
LOS MÁS LEÍDOS
2018-10-16