24, May 2018

La guerra de lodo ya se desparramó

EL AUTOR

Enrique Núñez

La guerra de lodo se veía venir. Es más, ya se desparramó. Se salió de control. Los puercos lanzaron sus municiones y los marranos respondieron con más parque.

Y no, no le hablo de ninguna película de ciencia ficción, me refiero —por desgracia— a las campañas locales donde todo se descontroló.

Aunque ya se había anunciado que sería la madre de todas las batallas, dos han sido los temas que atizaron las diferencias entre los candidatos y la candidata a la gubernatura.

Una de las batallas que libran los equipos en los war rooms derivó de las presentaciones 3de3 de los candidatos.

Como recordará, el primero que fue severamente cuestionado por sus propiedades y por la forma en cómo adquirió su casa en Coyoacán fue el abanderado de Morena, Luis Miguel Barbosa.

Dos semanas después, el senador con licencia, aún no termina de convencer a sus detractores de la transparencia de su patrimonio.

Pero no es el único de quien está en entredicho su palabra. Desde este lunes, Enrique Doger ha sido el nuevo blanco de los ataques y aquellas propiedades y vida ostentosa de sus hijos y esposas ha sido retomado para cuestionar su presunta fortuna.

Dicho sea de paso, mucha de la información que hoy “se revela” son datos que en su momento Intolerancia Diario y otros medios dieron a conocer. El priista que lleva a cuestas la carga de su partido, también tendrá que convencer al electorado de que gobernará de manera austera.

Ellas, el otro frente de batalla

En otra trinchera, el tema es tan nuevo como subjetivo. La llamada violencia política de género ha sido utilizada lo mismo para atacar a contrincantes que para cuestionar la congruencia de que quien hoy la exige antes no protestó.

No bastó que el árbitro electoral diera un manotazo en la mesa y obligara a Barbosa a no llamar más “esposa de” a la única candidata a la gubernatura. Después de los dimes y diretes entre el PAN y los morenistas, llegó un tercero.

Pese a la advertencia del IEE, Enrique Doger atiza el fuego con el nuevo spot que lanzó y donde reitera la idea de una reelección disfrazada. Sin duda, el equipo de Martha Erika Alonso, en breve, solicitará medidas cautelares para evitar que los priistas también tengan expresiones denostativas en su contra, y de paso, que bajen el nuevo comercial.

Y ante todo esto, quienes salimos perdiendo somos los ciudadanos porque como dijera Michel Chaín, el candidato del Partido Verde, las propuestas se quedan sin espacio en los medios debido a que el show roba los micrófonos y las cámaras.

Todo apunta a que Puebla será gobernada por la persona que resulte menos puerca, menos cochina, menos marrana que el resto de sus adversarios y no por quien sea el más preparado o quien goce de las mejores propuestas.

  • Síguenos en Feedly
Contracara
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-13