08, Jun 2018

La incómoda pluralidad casera

EL AUTOR

Fernando Maldonado

El candidato a diputado federal de la coalición Juntos Haremos Historia por el distrito 9, Guillermo Aréchiga Santamaría tiene un problema en casa: el crítico juicio familiar, que raya en el troleo o bullying político.

La pluralidad familiar debe hacerlo sentir incómodo a este hombre, profundamente ligado a Elba Esther Gordillo y en su momento, al grupo de Rafael Moreno Valle, el enemigo a vencer en el proceso electoral en curso.

Se trata de su hija, Mariana Aréchiga una estudiante de la Universidad Iberoamericana, cuya cuenta de Twitter es @marianaarechiga en donde se autodefine como una “politóloga poblana, estudiosa del Estado de Bienestar de los humanos”.

El jueves a las 14 horas aproximadamente retuiteó un post del Movimiento PRI.MX (@MovPRImxOficial) que decía “El mejor candidato y las mejores propuestas están en este proyecto, que no solo es de @JoseMeadeK sino de todos los que queremos un México potencia”.

En efecto, la línea de tiempo en la red social del microbloging de esta joven y combativa tuitera cuestiona sin recato alguno al candidato presidencial de la coalición que le dio cobijo a su padre, para regresar a la Cámara de Diputados en San Lázaro.

Puede no ser la hija incómoda a los ojos de la familia, pero en el contexto de la lucha electoral, ante el padre que decidió subirse a la ola del tabasqueño que va por la tercera elección, la feroz tuitera antilopezobradorista debe generar cierto escozor, o comezón.

“Oooooye ese cumbión”, escribió ayer por la tarde, para colocar en su cuenta de Twitter una canción del género musical descrito que pregona la experiencia que el candidato presidencial del PRI tiene para gobernar el país.

 El 5 de marzo, por la noche escribió uno de los tuits más duros en contra del líder del Movimiento de Regeneración Nacional:

“!!No puedo esperar a ver los memes del 2 de julio (en realidad, la elección es en junio) cuando AMLO vuelva a perder¡¡”

Puede parecer un detalle mínimo y sin embargo, no deja lugar a duda: Mariana Aréchiga, la hija del candidato a diputado federal por la misma coalición que lleva a López Obrador como candidato presidencial no ha podido ser persuadida de las bondades del proyecto alternativo de nación. Mucho menos de la arenga preferida del puntero de las encuestas como ‘sólo el pueblo puede salvar al pueblo’.

¿Cómo se presenta el candidato a formular propuestas a los habitantes del distrito por el que compite bajo las siglas de Morena-PT-Encuentro Social si no ha sido capaz de convencer a su familia?

La pluralidad a veces duele, incomoda y hasta supura. Los críticos más severos de los padres, son siempre los hijos.

El caso familiar de los Aréchiga, revelado a través del uso de las redes sociales, ilustra una condición que no es única en estos días de feroz campaña por el poder.

  • Síguenos en Feedly
Parabólica
LOS MÁS LEÍDOS
2018-10-19