11, Jun 2018

Debate 2018: ausencias que pesan

EL AUTOR

Fernando Maldonado

La hoja de ruta de la candidatura de Martha Erika Alonso Hidalgo tiene este lunes el mayor desafío para llegar a Casa Puebla, el inmueble que tan bien conoce cuando su marido ganó la elección en 2010, desde que comenzó la campaña el 29 de abril pasado.

Lo es porque es previsible que dos de los tres candidatos que buscan llegar a la misma meta serán todo, menos complacientes en el rol de combatientes en el debate de esta noche, organizado por el Instituto Electoral del Estado, en el Hotel Marriot de la capital.

Incluso desde antes del arranque de las campañas para elegir nuevo gobernador en Puebla los contendientes hicieron gala de un amplio repertorio de vivencias relacionadas con el ex gobernador Moreno Valle.

Los adversarios de Alonso Hidalgo tienen claro que el actor principal de la contienda no estará en la sede de hotel en donde se da la batalla. Enrique Doger Guerrero del PRI y Luis Miguel Barbosa de Juntos Haremos Historia lo tienen claramente definido.

La debilidad de la candidata de Por Puebla al Frente es la sombra de un mandatario de tufo dictatorial y frívolo, como el marido y esa es la lectura que los equipos de los candidatos de Doger Guerrero y Barbosa Huerta tienen.

El candidato del Verde, Michel Chaín sabe el papel que le corresponde y lo más probable es que se quede como el convidado de palo, comparsa del grupo dominante.

Es cierto que en una guerra de contraste siempre haya acusaciones por tráfico de influencias o corrupción de toda índole, con una salvedad: el expediente del gobierno de 2011 a 2017 está demasiado reciente, con todo lo bueno y lo malo, para su uso memorioso.

Una activista en Nueva York definición al ex gobernador como (El Benjamin) Netanyahu poblano, en una analogía con el primer ministro de Israel que se ha reelegido tres ocasiones es consecutivas.

Por la línea discursiva del candidato priista se puede concluir que no han podido establecer un acuerdo que permita bajar dos rayitas a los ataques del priista en contra de la mujer que quiere ser gobernadora y que se ha colocado en ángulo de tiro de la oposición política.

De Barbosa se entiende que existan agravios con quien antes fue aliado. La disputa por el poder no se podría entender sin la diatriba que abreva del conocimiento profundo del adversario.

Barbosa y Moreno Valle se conocen mutuamente sólo que el único formal en la contienda es el primero, mientras que el segundo deberá conformarse con seguir el acontecimiento a través de los medios, muy cerca de ahí por cierto, en la residencia de Las Fuentes, con el conocimiento pleno de que el momento más difícil llegó con la noche de este lunes, mientras la candidata para la que ahora trabaja se mide contra dos fuerzas opositoras.

  • Síguenos en Feedly
Parabólica
LOS MÁS LEÍDOS
2018-06-20