06, Ago 2018

Noche complicada

EL AUTOR

José Hanan

El jueves pasado tres jugadores camoteros salieron a cenar con sus respectivas familias.

José Francisco Torres, Jorge Espericueta y Christian Tabó se trasladaron a cenar y pasaron un buen rato con sus respectivas familias.

Al salir tomaron rumbo hacia su domicilio, pero en el trayecto el famoso alcoholímetro se hizo presente y ahí empezaron los problemas.

Resulta que después de la prueba, dos de los tres jugadores no pasaron los niveles requeridos, quiero aclarar que no iban borrachos, quizás el tomarte una copa de vino sea suficiente para tener aliento alcohólico.

Después de presentar los papeles de los automóviles, resultó que al parecer el auto que conducía Tabó (Mercedes Benz) tenía reporte de robo, por lo que fue detenido y obligado a trasladarse a las oficinas de la policía municipal en Rancho Colorado.

Por otro lado, el jugador Espericueta fue trasladado junto con su automóvil Audi, que es propiedad del Gringo Torres, a las oficinas municipales que se encuentran por la zona de la colonia Los Héroes, donde tuvo que pagar una multa para que le devolvieran su auto y pudiera retirarse a su casa, esto después de dos o tres horas de trámites y aclaraciones.

El único de los tres jugadores camoteros que no fue detenido fue José Francisco Torres, pues al parecer, él sí pasó la famosa prueba.

Tabó, al final, pudo aclarar la procedencia del coche y hasta donde supe lo recuperó y después de pagar su respectiva multa se pudo marchar a su domicilio.

Una noche complicada en la que queda claro que el jugador profesional debe cuidarse al salir de casa así sea acompañado de su familia, porque generalmente el alcohol no trae buenos resultados en ningún aspecto.

¿Cuántos casos tenemos de jóvenes que han terminado su carrera por accidentes viales ocasionados por el abuso de alcohol?

Afortunadamente para ellos, en esta ocasión no pasó de una mala experiencia y una multa, ojalá que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir.

Lobos BUAP

Los universitarios dieron un buen partido en Aguascalientes frente a un complicado Necaxa; sin embargo, los descuidos atrás y el mal manejo de partido siguen haciéndose presentes.

La escuadra tuvo la ventaja de jugar con un hombre más durante un buen trecho del partido y, como sea, el marcador se encontraba empatado ya en tiempo de compensación a cero goles, un empate a mi parecer hubiera sido un estupendo resultado, sobre todo porque era un punto obtenido fuera de CU y recordemos que para el equipo hoy lo más importante es sumar puntos como sea.

Por querer atacar y por querer ganar (lo cual se agradece) se descuidaron en el minuto 91 y el gol necaxista vino a truncar el buen partido que se había realizado.

Que sirva de experiencia para priorizar el resultado de acuerdo a las circunstancias que rodean al equipo, donde incluso haciendo a un lado el espectáculo, lo más importante será sumar puntos como sea y de donde sea.

Se viene el Atlas el próximo sábado a las 5 de la tarde en Ciudad Universitaria y como siempre sucede después de una derrota, no queda de otra más que ganarle a un equipo que no ha iniciado de buena manera el torneo y donde los tres puntos serán de vital importancia para acercarse al objetivo de los 37 puntos y mantener la categoría.

Club Puebla

En su vista a Torreón, La Franja, durante la primera mitad, volvió a mostrar carencias ofensivas al prácticamente no generar opciones de gol.

Un gol de Julio Furch puso adelante a los locales quienes volvieron a mostrar que la defensa central camotera padece de más en el juego aéreo.

Durante la segunda mitad un contragolpe por parte de Carlos Emilio Orrantia terminó en la segunda anotación santista; vale la pena mencionar que ya cuando Orrantia termina por pintarte la cara, algo mal estás haciendo sobre el terreno de juego.

Caminando el Santos y sin hacer un gran partido terminó por derrotar a La Franja al son de dos goles por cero para dejar la marca camotera en tres puntos de nueve disputados con dos goles anotados y seis recibidos.

Sigo pensando que mientras Enrique Meza insista en jugar con sólo dos centrales sobre todo como visitantes, la escuadra camotera seguirá padeciendo de fea forma los embates ofensivos de los rivales.

Quizás jugar con tres centrales como Santamaría, Hugo Rodríguez y El Puma Pimentel podría solucionar en buena medida las limitaciones aéreas que muestra la zaga camotera partido a partido.

Como dato adicional le comento que el viernes pasado se reunieron con la directiva Dany Arreola, Alonso Zamora, Nicolás Vikonis, Pablo González y Chepe Guerrero con el objetivo de determinar los premios a recibir por puntos obtenidos, clasificación a liguilla, etc.

Por lo observado durante el partido contra Santos me quedó la impresión que simplemente o no hubo acuerdo o no fue suficiente lo ofrecido para que el equipo eche el resto.

Esa maldita costumbre del futbol poblano donde el dinero define si juego o no juego.

Nosotros como siempre seguiremos en línea.

Hasta la próxima.

  • Síguenos en Feedly
En línea deportiva
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-13