20, Ago 2018

Torneos complicados y paralelos

EL AUTOR

José Hanan

A cinco jornadas del inicio del torneo, los equipos poblanos mantienen números semejantes con cuatro puntos cada uno de quince disputados.

Cada uno con su problemática aunque con circunstancias diferentes, La Franja de Enrique Meza mantiene una ventaja de diez puntos sobre el alicaído Veracruz; mientras que los universitarios juegan su propio torneo al tener que sumar 37 puntos durante los dos torneos para mantener la categoría.

Los camoteros tuvieron ventaja de dos goles al inicio del segundo tiempo frente a un Necaxa que se complicó el partido más de lo debido pero que al final le alcanzó para rescatar el empate a dos goles a pesar de tener desde mi punto de vista el arbitraje a su favor al dejar al equipo en inferioridad numérica desde el minuto 37 de la primera mitad, además de haberle sancionado un penal inexistente en el segundo tiempo, lo cual abrió la puerta para que el marcador terminara en empate.

En cuanto al funcionamiento me parece que se mejoró en comparación con los otros partidos disputados en patio ajeno y al menos se puede decir que se sumó un punto.

Nada fácil la tendrá La Franja al enfrentar al Atlas este martes en el Cuauhtémoc en punto de las nueve de la noche, pues aunque pareciera un rival a modo por la problemática que vive al no haber logrado ganar aún en el torneo y más si no ha sido capaz de anotar un sólo gol, lo vuelve doblemente peligroso pues la desesperación que lo rodea le pone ingrediente extra al partido.

La victoria es de vital importancia pues de no lograrse, la posible calificación a la liguilla estará seriamente comprometida y sólo una gran racha posterior lo podría catapultar entre los ocho mejores del torneo.

Enrique Meza lo sabe y sin duda intentará ganar el partido por todos los medios, además de que despejaría las dudas de que algunos jugadores no están dando el extra al no estar a gusto con el actual cuerpo técnico.

Lobos BUAP

Los universitarios la tienen complicada, en su visita a Pachuca fueron vapuleados por unos Tuzos que lograron su primera victoria del torneo al son de tres goles por cero.

Es cierto que el equipo de Palencia mantuvo el cero en la primera mitad gracias en gran medida a la actuación del arquero Toño Rodríguez, pero para la segunda mitad la debilidad que muestra la escuadra en las bandas con sus dos laterales, determinó la derrota.

Quedó claro que algo tendrá que hacer el cuerpo técnico para reforzar las bandas pues fue ahí donde se gestó la derrota al no poder detener los embates del rival durante gran parte de encuentro, además de que al frente el equipo tampoco generó lo suficiente para inquietar al arquero hidalguense con excepción de un disparo de larga distancia durante la primera mitad que se incrustó en la intersección del larguero y el poste para después salir del terreno de juego.

Se viene el miércoles el equipo de Monterrey que le acaba de quitar el invicto a los Pumas y que además cuenta con uno de los planteles más ricos del futbol mexicano y seguramente será un hueso duro de roer.

Durante la transmisión del partido del sábado  pasado apreciamos a un Manuel Lapuente desesperado en el palco al ver las acometidas que le daban al equipo.

Conociéndolo, sabe las debilidades con las que tendrá que lidiar esta escuadra y junto a Paco Palencia tendrán que descubrir la fórmula para encontrar más solidez y aspirar a mantener el cero y además hacerse presente en el marcador, pues en los últimos tres encuentros no han podido marcar gol en el marco contrario.

Ojalá sea una buena semana para los equipos poblanos y los resultados empiecen a darse.

Nosotros como siempre veremos y diremos.

Hasta la próxima.

  • Síguenos en Feedly
En línea deportiva
LOS MÁS LEÍDOS
2018-09-19