27, Nov 2018

Formación de líderes para el desarrollo regional agroalimentario

EL AUTOR

Alberto Jimenez Merino

México cuenta con 199 mil comunidades, de las cuales 31 mil 500 son ejidos, 2 mil 454 municipios y 750 microregiones, en donde la pobreza, la desigualdad y el deterioro ambiental siguen siendo los principales problemas para la productividad.

Hacen falta líderes que guíen el desarrollo de comunidades y regiones. Sin duda, la formación de recursos humanos es fundamental para atender los principales problemas y necesidades de los sectores productivos, elevar la productividad sustentable y mejorar las condiciones de vida de la población.

La vinculación entre las necesidades sociales, económicas y ambientales con los contenidos educativos es básica para atender la problemática y formar profesionistas más pertinentes.

Se requieren profesionistas líderes, en los niveles técnicos y de licenciatura, en campos del desarrollo aún desatendidos que limitan la productividad.

El apoyo del sistema educativo nacional  es indispensable para revertir la problemática e impulsar el desarrollo de los sectores productivos, las comunidades, entidades y regiones del país.

En materia agroalimentaria, México cultiva, recolecta, caza o pesca 800 especies, clasificadas en cerca de 40 cadenas productivas en proceso de integración y desarrollo. Existen 4.5 millones de Unidades Productivas Rurales, más del 50 por ciento con superficies menores de 2 hectáreas. Esto indica que se produce en condiciones adversas.

Actualmente existen más de 100 mil profesionistas de la agronomía, pero no hemos formado líderes a quienes seguir, que puedan guiar a las familias, comunidades y sectores productivos rurales al progreso. La formación profesional ha sido muy general, muchas veces apartada de las necesidades reales de las comunidades, situación que no es ajena a otras profesiones.

Baja, muy baja productividad agroalimentaria

La productividad agroalimentaria y acuícola es muy baja, el deterioro de los recursos naturales es muy alto, la escolaridad de los campesinos es reducida y la organización productiva es muy débil, predomina el trabajo individual y aún no hay cultura de trabajo colectivo.

En el campo, todos hacen de todo, no hay una especialización temática ni una división del trabajo de acuerdo con los talentos y habilidades de las personas, también desconocidas. No hay servicios técnicos profesionales, ni empresas de abasto de insumos, equipos, maquinaria y apoyos comerciales para el 80 por ciento de las unidades productivas que son de autoconsumo.

La producción de autoconsumo y el desarrollo de cadenas productivas necesitan actualmente de la formación de líderes en más de 1 mil 500 líneas temáticas identificadas como necesidades prioritarias.

Nuestra propuesta es impulsar un Plan Nacional de Formación de  Líderes que contribuyan a fortalecer la producción de autoconsumo y a potencializar el desarrollo de cadenas productivas agrícolas, pecuarias y acuícolas a través de, estancias prácticas de jóvenes del último semestre de carreras, técnicas o licenciatura, por periodos de 1 a 3 meses en instituciones y/o empresas exitosas, nacionales o extranjeras, que les permitan desarrollar proyectos propios y ser agentes de innovación regional, con mejores condiciones para competir exitosamente en una economía de mercado.

Formar líderes de proyectos

Con la participación activa en las distintas áreas de la institución o empresa donde se realiza la estancia se obtendría una formación práctica de gran utilidad para las tareas de liderazgo al egresar. La sistematización de lo aprendido, elaboración de reportes o  manuales básicos serían los productos inmediatos.

Identificar, validar y ejecutar modelos productivos viables y rentables en la microregión a la que pertenece el líder. Desarrollar un proyecto comunitario o regional, escalable,  que  involucre a los productores usuarios de las innovaciones aprendidas y que permita acceder a apoyos financieros.

Formar durante 6 años  un total de 75 mil líderes de proyecto: 100 líderes  por cada una de las 750 microrregiones de México  para atender los problemas prioritarios de éstas.

De lo anterior, se debe considerar que al menos se formen 10 líderes por cada uno de los municipios de México. Promover que este Plan se mantenga al menos durante 3 sexenios y alcanzar la meta final de 225 mil líderes en el país.

Se busca contar con acompañamiento técnico calificado que acorte los tiempos para desarrollar o consolidar empresas exitosas. Elevar la productividad de las empresas o unidades productivas de manera sustentable.

*Ex Rector de la Universidad Autónoma Chapingo

 

  • Síguenos en Feedly
Un Mejor Destino
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-13