03, Dic 2018

Incertidumbre desde la Sala Superior

EL AUTOR

Cirilo Ramos

Aunque hay voces de prematura alegría, lo cierto es que aún no hay nada oficial y la incertidumbre prevalece en el conflicto postelectoral de Puebla, a pesar de que se ha dado a conocer el proyecto de resolución del magistrado ponente que propone la anulación del proceso, principalmente por deficiencias en el resguardo de la paquetería, y la realización de una elección extraordinaria que organizaría el Instituto Nacional Electoral (INE).

En el análisis que José Luis Vargas Valdez hizo público en Twitter también se plantea la revocación del triunfo y constancia de mayoría que el Instituto Estatal Electoral (IEE) y el Tribunal Estatal (TEEP) otorgaron a Martha Érika Alonso Hidalgo, esposa del ex gobernador Rafael Moreno Valle, y demanda que se abran los procesos a los que haya lugar por estas anomalías.

Sí, pero hasta este momento, ese proyecto de resolución nos está indicando solamente el sentido del voto de uno de los siete magistrados.

Los más de 150 días que han pasado desde la jornada electoral del 1 de julio y el largo camino hacia las definiciones jurídicas del proceso comicial más complicado de la historia del estado, aún no terminan y echar las campanas al vuelo es precoz, de uno u otro bandos.

En este proyecto, que se presentará al Pleno de la Sala Superior TEPJF, se establece que la mayoría de las quejas que presentó el Movimiento Regeneración Nacional (Morena) están infundadas, y es el cúmulo de anomalías en la cadena de custodia, la que finalmente llevan a la conclusión de que se debe anular la elección.

En este expediente SUP-JRC-204/2018 y acumulado, se desechan los agravios aducidos por Morena y Luis Miguel Barbosa Huerta, sobre la supuesta detención ilegal de brigadistas, el robo de papelería electoral, compra de votos, la existencia del “laboratorio electoral”, la parcialidad de las autoridades y el traslado de documentación a la sede central del OPLE.

En cambio, sí son consideras fundadas el “indebido resguardo de documentación en la bodega electoral”, la inexistencia “de condiciones de seguridad y debido resguardo de los paquetes… al presentarse irregularidades tales como, la entrada sin control al área de resguardo, el indebido sellado, así como la ausencia de representantes partidistas durante los actos de apertura de la bodega; circunstancias que vulneraron la cadena de custodia”.

Esos argumentos, que el magistrado ponente consideró como suficientes para pedir la nulidad, deberán ser valoradas profesional y personalmente por los otros seis magistrados y magistradas.

En aritmética pura, la posible anulación apenas lleva un voto a favor, pero falta conocer el sentido de los otros seis.

La moneda, a pesar de la simpleza de muchos festejos adelantados, todavía está materialmente en el aire.

  • Síguenos en Feedly
Sapiens 2.0
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-13