06, Dic 2018

A los malandros por su nombre

EL AUTOR

Alfonso Ponce de León

María de Lourdes Rosales, la secretaria de Seguridad Pública y Tránsito del Municipio de Puebla, ya le dio por comenzar a ser honesta, incluso con ella misma y de entrada ya reconoció que en la ciudad de Puebla opera el crimen  organizado.

En sus anteriores declaraciones la encargada de la seguridad pública de la capital del Estado, primero había dicho no estar enterada de que en diversos puntos de la ciudad, por ejemplo el Centro Histórico, operan las bandas de  narcomenudistas.

Luego, en reuniones donde estuvo presente el encargado de despacho de la Fiscalía General del Estado (FGE), Gilberto Higuera Bernal, sostuvo que en Puebla no operan cárteles de las drogas.

La nueva declaración indica que sí opera, por lo menos un cártel del crimen organizado, sólo que no pudo decir el nombre de este grupo delictivo, “hasta que el Fiscal General lo diga”.

Ahora parece que su superior inmediato no es la presidenta municipal, sino el mismo Fiscal.

Si éste no dice qué cártel es el que está operando, ella no lo va a decir.

Lo malo para la secretaria de Seguridad es que el miércoles el Fiscal Higuera volvió a decir que aquí no hay cárteles de la droga y de robo de hidrocarburos.

Ojalá y no la regañen o la arresten.

Sinaloas, Oaxacos y la banda del Negro

Mientras la FGE y la SSPTM deciden si le dicen la verdad o no a los poblanos, aparece otro grupo delictivo que se puede unir a la cadena de ejecuciones que inició desde el jueves pasado.

La guerra por el control de la venta de las drogas era de un grupo que se hace llamar "Los Sinaloas", contra otro que se dicen o les dicen "Los Oaxacos".

Empezó en el interior del mercado Unión, conocido también como "Hoyo Negro ", cuando un grupo armado de " Los Oaxacos" llegó a disparar contra presuntos "Sinaloas" dejando el saldo de tres muertos y 4 heridos.

Luego las ejecuciones se siguieron en distintos puntos de la ciudad.

Pero el martes pasado, en la colonia Clavijero, fue ejecutado Ramón Gutiérrez, conocido como "El Chiripa”, conductor de una Urban de la ruta 23-A.

Los dos sicarios iban a bordo de la misma unidad, esperaron llegar a la calle Fernando Arruti y Francisco Montes de Oca, para levantarse de sus asientos y pegarle dos balazos en la cabeza a su víctima.

Los homicidas antes de huir dejaron un narcomensaje, que decía "ahora vamos por tu familia" y que estaba firmado como "Sinaloa".

Y resulta que este occiso es Omar Jonathan, conocido como "El Negro", quien tiene orden de aprehensión por su presunta responsabilidad en la muerte del comandante de la Policía del Estado, Filiberto Romero Serrano.

Y resulta que el occiso era el administrador de las más de 20 unidades del transporte colectivo propiedad de "El Negro" que tiene operando en esa zona y en otros puntos.

Y este "Negro" es quien tenía o tiene la plaza del mercado de La Cuchilla, frente al Mercado Unión.

Lo que significa que otro grupo más se va a unir a la guerra que se vive en Puebla para el control de la venta de las drogas.

 

Nos vemos cuando nos veamos

Infopoliciaca@gmail.com

twitter@PonchoPosa

  • Síguenos en Feedly
Porque los muertos corren rápido
LOS MÁS LEÍDOS
2018-12-10