Soy un mito por
necesidad del Estado: Rubén
Sarabia

Francisco Sánchez
19, Dic 2014 a las 19:03

  • Síguenos en Feedly

Soy un mito por necesidad del Estado: Rubén Sarabia

Francisco Sánchez Fuente: @pacosanchez63
19, Dic 2014 a las 19:03

En una entrevista previa, Rubén Sarabia relata como fue su proceso de detención y sus años de reclusión la primera vez que fue encarcelado.


A más de 25 años de su detención, Rubén Sarabia Sánchez “Simitrio Tzompazquelli” demandó su libertad absoluta y que su caso deje de ser tratado como un asunto de estado ya que no hay una razón jurídica para que se le apliquen restricciones, y advierte “Mi pecado fue el no haber aceptado trabajar para Carlos Salinas de Gortari, no haber aceptado que la gente de la 28 fuera afiliada al Revolucionario Institucional, ese fue el problema”.

Rubén Sarabia mejor conocido como “Simitrio, fue detenido por segunda ocasión, la primera fue el 4 de julio de 1989 durante el gobierno de Mariano Piña Olaya. La segunda se realizó ayer durante el gobierno de Rafael Moreno Valle.

Previo al 40 aniversario de la fundación de la agrupación, Intolerancia Diario lo entrevistó y aclaró que “Simitrio” no es una leyenda pero si un mito.

Reportero: Simitrio es un mito, una leyenda, qué es Rubén Sarabia

Simitrio: fundamentalmente soy una persona que ha participado con la gente y sigue haciéndolo en la lucha social, ha sido nuestro adversario político principalmente el gobierno que ha creado de mi un mito tratando de ponerme como lo más peligroso posible para poder justificar la desmesura de sus embates represivos, el exceso de fuerza

Por eso he tenido la necesidad de construir ese mito. En cuanto a la posibilidad de ser una leyenda no lo creo pues en Puebla por si misma y el país en su conjunto tiene gente  que merece más ese calificativo que yo.

La entrevista fue en una de las oficinas del Mercado Hidalgo, en medio de los preparativos de la fiesta por la fundación de la Unión Popular de Vendedores ambulantes 28 de Octubre, el líder de la agrupación perseguido durante el gobierno de Mariano Piña Olaya y ahora en la reciente administración platicó con Intolerancia Diario luego de más de dos décadas en las que le fue prohibido dar entrevistas a los medios de comunicación. 

“Simitrio” rompió el silencio y  advierte que el gobierno lo quiere convertir en un mito porque así le conviene al sistema.

El “compañero” como le dicen los comerciantes del mercado, sin la presencia de sus colaboradores, solo entrevistado y entrevistador, reconoció que su demanda principal es su plena libertad”, y sobre todo la defensa del micro comercio que ha evitado un estallido social

Reportero- A 25 años cuál es en estos momentos la principal demanda de Simitrio

Simitrio- Que principalmente habiendo compurgado ya el 90 por ciento de mi sentencia, el gobierno del estado debiera otorgarme ya la libertad plena e incondicional, si no lo hace considero porque tratan mi asuntos como un problema de Estado, aclaro no del estado.

Resulta extraño que sea la misma conducta que tuvieron el propio Piña Olaya, Manuel Bartlett, Melquiades Morales, y finalmente Rafael Moreno Valle siga igual.

Ante esa circunstancia uno no puede pensar que es un asunto, diferente pero no hay ya razón ni política ni jurídica que justifique el mantenerme con esa libertad incompleta.

No soy libre, tengo que ir a firmar. No se ha avanzado en lo referente a la plena libertad, aunque creo que de los males el menor, si no te resuelven pero tampoco te pegan entonces no es lo mejor, tampoco es lo peor

R-En la geometría política dónde se ubica Simitrio

S- Primero entendamos que hablamos de dos niveles, el primero lo que interesa y conviene a la clase dominante y el nivel de lo que le interesa y necesita la clase dominada, dentro de esto obviamente soy partidario de las posiciones de la clase dominada en cuanto a su necesidad y aspiración de libertad, de democracia, eso desde el punto de vista de la clase dominante lo coloca a uno en la izquierda, pero además aclaremos no somos la izquierda de la clase dominante estamos en  contra de la dominación.

R-Porqué va a prisión durante 13 años

S- Ocurre que no es un asunto personal del gobernante en turno, es un asunto de los intereses de la clase dominante  y los de la dominada. La primera tiene el interés de integrarse cada vez más hacia el imperialismo estadounidense y hace todo lo posible por atraer lo que ellos llaman las inversiones extranjeras nosotros como decía buscamos fortalecer y desarrollar el comercio popular  como parte importante de la economía en la que sustente la soberanía y la independencia nacional.

Hay dos visiones en choque, en 1986 firmamos un convenio cuyo contenido entre otras cosas establecía la obligatoriedad  de parte del gobierno de reglamentar todos los circuitos y niveles de comercio de manera  tal que el gran comercio no fuera aniquilador  del micro  pequeño y mediano, sino que fuera complementario.

Que  no se instalara en las cercanías de los mercados, esto era un obstáculo para que se instalaran en todos lados como quisieran  y para ello necesitaban que la organización pudiera movilizarse en contra  de ello, y por eso hacen todo para eliminarnos como obstáculo.

Si se dan cuenta entre 1989 y 1995  proliferan  las plazas y centros comerciales en toda la ciudad porque aprovecharon esa situación.

R- Cómo se da la detención

Me detienen en el Distrito Federal, sin orden de aprehensión un grupo bastante fuerte de policías judiciales, fuertemente armados habían bloqueado la circulación al menos cuatro calles a la redonda del lugar donde estaba, tan pronto me detienen a la altura de Chapultepec me traen inmediatamente para Puebla  y me tienen en una zona de separos dentro del  subterráneo o la planta baja  de la Procuraduría General de Justicia, me tuvieron desde las 14:30 hasta las 21 horas todo el tiempo hubo agentes judiciales parados frente a mi esposado y vendado, cortando cartucho, tenían un rifle se oía como se caían, nunca dicen nada pero era una forma de presión.

Por la noche  me sacan de la Procuraduría para llevarme al distrito federal y en el camino me ponen una bolsa de plástico en la cabeza como parte de la tortura psicológica al borde de asfixiarme con el pretexto de que no viera a las personas que iba en el auto, pero no podía ver porque estaba con los ojos vendados

Llegamos al DF y me entregan a la Policía Judicial de ese lugar, eso fue  el 4 de julio de 1989, esta me entrega a la Policía Judicial Federal, me segrega de todos los presos, me dejan en un galerón solo, del otro lado se escuchaba como la gente estaba siendo golpeada torturado.

Posteriormente me incorporan a una celda donde había más presos, todos ellos por narcotráfico, el 7 de julio me trasladan a Puebla en la noche, en un convoy muy aparatoso, en todo este período físicamente no me torturaron físicamente, fue solo psicológica.

En la Policía del Distrito Federal ya no existía de la Dirección de Investigaciones Políticas, pero todos sabemos que fue un área policiaca muy criminal, y hacían mucha referencia conmigo de eso que si me acordaba, lo mismo que en la Policía Federal
donde fue  más crítico porque había gente que con tono  extranjero, hablaban  español pero no muy claro, se presume que eran del FBI o incluso la Interpol, pero no tengo certeza.

R-Cómo fue su vida en prisión

S- Estuve en Puebla 5 años en San Miguel, de ahí me trasladan a Puente Grande primero, donde estuve 4 años y finalmente me llevan a Almoloya, que ahora se conoce como el penal del Altiplano, son cinco años totalmente segregado, confinado y el resto en los penales de máxima seguridad.

R-¿Tan grande fue el pecado de Simitrio?

S- Mi  pecado fue el no haber aceptado trabajar para Carlos Salinas de Gortari, no haber aceptado que la gente de la 28 fuera afiliada al Revolucionario Institucional, ese fue el problema.

 R-¿En los 13 años de prisión lo dejaron leer, cómo se enteraba de las noticias?
S- Al principio no, me comenzaron a dejar leer libros, revistas y periódicos como La Jornada pero hasta 1995, ya estando en Puente Grande. En seis años me enteré escuchando a la gente, o a mis familiares que me platicaban.

R- Cómo comienza en la lucha

S- La lucha comienza desde 1971, 1972, cuando con una combinación de estudiantes universitarios de la UAP  y los vendedores ambulantes ante una inminente desalojo, se ocupan de corrernos de lo que hoy es el mercado Diagonal Defensores de la república, mismo que pudo haberse desarrollado como un centro comercial independiente pero contra  eso el gobierno procede a apuntalar a sus cuadros de la CNOP y desalojan a los compañeros  a los que primero habían desalojado del centro, y regresan a las calles, continúan siendo víctimas de la  persecución y lo demás.

Finalmente  tras el desalojo violento que se da en la madrugada del 28 de Octubre la gente junto con los activistas que ya se denominaban Frente de Activistas Revolucionarios toman las calles. Es el 28 de octubre cuando se funda la organización un día después toman las calles.

R- Han pasado 28 años de haberse dado el llamado reordenamiento comercial, ¿es real?

S- Ocurre que tiene que ver con dos visiones la posibilidad del desarrollo  del país, una que orienta a una mayor dependencia de la economía y en consecuencia la vida política y social del país hacia estados unidos y la otra que plantea la necesidad de reivindicar el carácter nacional de lo que ocurre.

Frente a ello el gobierno después de Jorge Murad Macluf que fue el último que lo hizo se empieza a orientar más franca y abiertamente para priorizar los intereses de  esta mayor integración dependiente, nosotros reivindicamos en oposición a eso la defensa del comercio popular, no solo como negocios, sino como parte importante de la economía nacional que puede sustentar la soberanía y la independencia nacional.

Uno puede darse cuenta nada más en la relación que existe por las propias autoridades  del total de empresas que existen solo el 2 por ciento son la gran empresa el 97 o 98 por ciento es la micro, pequeña y mediana empresa evidentemente la micro es la mayoritaria.

Esto es cada vendedor que tiene su propia mercancía aunque sea en las manos ya es un micro empresario, desde la visión como  lo plantea el propio gobierno, en ese sentido evidentemente esta posibilidad de que salgan con un poco de mercancía en las manos a trabajar a la calle y tengan por lo menos para comer ese día eso es lo que salva al país.

No lo pone  en marcha en términos de crecimiento y desarrollo  pero por lo menos evita que la gente caiga en una situación de desesperación  y saqueo.

R- ¿Cómo ve el presente? 

S- Hoy se cacarea mucho el asunto del cambio de régimen de la presidencia porque sale el PAN y entra el PRI, pero es lo mismo, no es el problema del partido o la persona que esté, sino de la clase que sigue en el poder que es la dominante, puede haber cambios en los términos del estilo personal, si uno es gritón, otro bonachón, o locochón como Fox, pero en escencia su función es la de defender a la clase dominante.

El modelo neoliberal, en la iniciativa preferente que planteó el presidente Calderón con relación a la Reforma Laboral es una aplicación del neoliberalismo, particularmente en el segmento de las relaciones laborales,

Lo que yo veo es que no hay cambio, lo que si siente es que se intensifican o agudizan las contradicciones políticas y sociales del país, una evidencia es que alumnos de escuelas privadas como la Ibero y otras se atreven a salir a las calles a protestar y exigir algo más, situación que antes ni se soñaba pues era parte de la gente bonita, ahí están, esto habla  de la agudización de los problemas.

Por el lado del gobierno ante cada vez más desprestigio, mayor rechazo no tiene más alternativa que apoyarse cada vez más en las fuerzas armadas incluso abrir cada vez más los centros de los grupos armados conocidos como paramilitares, los sicarios asesinos.

Simitrio fue liberado parcialmente en abril de 2002, la mayoría de los cargos de los que fue acusado por el gobierno de Mariano Piña Olaya se desecharon, y será hasta el 2015 cuando se le otorgue la plena libertad incondicional.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2018-11-12