¡Estamos listos para las
semifinales de la Champions!

Redacción Intolerancia
25, Abr 2016 a las 18:20

Foto: Internet

¡Estamos listos para las semifinales de la Champions!

Redacción Intolerancia Fuente: ESPN Deportes
25, Abr 2016 a las 18:20


La hora de Bale llega en el momento de mayor presión para el Real Madrid. La de llegar a de Milán en busca del título Europeo número 11 y dar un final feliz a la temporada más ambigua de los merengues en los últimos años. Con Cristiano Ronaldo y Karim Benzema apenas recuperados de sus respectivas dolencias -- una sobrecarga muscular, el primero, y molestias en la rodilla, el segundo -- le toca al galés postrarse como la referencia en ataque en la ida de la semifinal de la Champions League ante el Manchester City.

En buen momento asumió el papel de líder para remontar un 2-0 adverso que durante casi una hora había dejado al Real Madrid fuera de la contienda por el título de Liga. Gareth Bale, el único miembro de la llamada ‘BBC’ sano, tuvo a bien hacer entender a la capital española lo que para otras latitudes era de dominio público desde sus días en el Totthenham. Que le sienta bien la responsabilidad. Que puede ser la estrella del equipo.

Dos goles para abrir y cerrar el marcador, llegando a 18 en una temporada en que se ha pasado 19 partidos fuera por lesión. Y súbitamente, Bale pasó de ser tachado de “irresponsable” por la prensa madrileño por viajar a Andalucía para acudir a un torneo de golf en su día libre estando tocado (aunque él dice que se lastimó después), a ser “el salvador” que mantiene viva la llama de la Liga. El hombre que puede sacar adelante la eliminatoria ante el Manchester City si falla el plan de Zinedine Zidane de enviar a la cancha al ‘tridente’ completo con Cristiano Ronaldo y Karim Benzema como goleadores estelares. Como si no lo hubiese hecho antes. Como en la final de la Copa del Rey de 2014, por ejemplo, cuando un gol suyo dio el título a los merengues.

No tengo que demostrar nada; llevo mucho tiempo jugando al futbol. Yo solo pienso en ganar al Manchester City. Sabemos que es difícil, pero ojalá sea con muchos goles, dijo Bale en rueda de prensa previa al entrenamiento del equipo este lunes, después de repetir por enésima vez que él, personalmente y en el día a día merengue, se lleva bien con Cristiano Ronaldo y nunca ha tenido problemas con él.

Zinedine Zidane, que últimamente ha adoptado la costumbre de apostar por la posibilidad más optimista, ha viajado con todo el plantel (Borja Mayoral incluido) y sostiene que Cristiano y Benzema están al 100 por ciento y la idea es que jueguen. Ambos entrenaron con normalidad en la víspera, según reportó el club merengue. Otra cosa es que ambos lo hagan los 90 minutos, o de inicio. Ahí es donde entra Bale.

En el partido de este martes, como en ningún otro, Bale necesita mostrar carácter, la capacidad goleadora que le valió la contratación en 2013 y que puede participar en labores defensivas si hace falta. Ha sido en los partidos fuera de casa donde más ha sufrido el Real Madrid esta temporada, tanto en defensa como en ataque. Pasa de sufrir diez disparos a gol en contra en casa, a 11.9 lejos del Bernabéu, mientras su capacidad para crear oportunidades y su efectividad goleadora se ve reducida. Como local promedia 9.1 disparos a puerta por partido y suma 84 tantos. En cambio, fuera de casa promedia solo 6.3 disparos a gol y ha marcado 45.

Los números del Madrid fuera de casa generan poca confianza entre sus aficionados. Sin embargo Zidane, en su perene optimismo, dice ver a sus jugadores con la cara de campeones de 2014. Nada mal para un equipo que ha sido dado por muerto una vez al mes desde noviembre -- cada que su equipo hace el amago de patinarse y deja una mala imagen.

Con cada tropiezo, con cada juego en que los de Zidane dan una mala imagen, se va perdiendo la poca confianza que quedaba en el equipo merengue. El Madrid ya dejó mucho que desear en los cuartos de final; cuando sufrió un inesperado tropiezo en la ida ante el Wolfsburgo. El Bernabéu acabó festejando el hecho de que el Madrid “remontara” un 2-0 adverso en la ida con un 3-0 como si del título se tratase y casi sin considerar que acababan de vencer al octavo clasificado en la Bundesliga.

Madrid da la sensación de mantenerse vivo casi por casualidad. Obligado a remontar partidos que, en teoría y considerando la superioridad del plantel, tenía que haber dominado “cómodamente”. Le ocurrió de nuevo el sábado, en Vallecas. Hicieron la “gesta” contra un equipo al que golearon por 10-2 en la primera vuelta del campeonato y que a tres jornadas del final de Liga está a solo tres puntos de la zona de descenso.

En el Santiago Bernabéu se presume con orgullo que el Real Madrid disputará su sexta semifinal de la Champios League al hilo. Pero hasta ahí ha llegado en cinco de ellas. Sólo logró avanzar a la final la temporada 2013-2014 tras vencer al Bayern. Eso sí, acabó coronándose campeón. La famosa ‘Décima’. Bale, por cierto, marcó el gol de la seguridad, el 2-1 que mató al Atlético, antes de que Marcelo y Cristiano redondearan.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-11-23