Se dispara el precio
del gas LP en
Puebla

Francisco Sánchez
01, Ene 2017 a las 16:48

Foto: Christopher Damián

Se dispara el precio del gas LP en Puebla

Francisco Sánchez 01, Ene 2017 a las 16:48

Miguel Barbosa, coordinador del PRD en el Senado de la República, advierte escalada inflacionaria en 2017.


A partir del pasado viernes comenzó a racionarse la venta del gas licuado de petróleo en las estaciones de servicio ante el ajuste de precio del 1 de enero, mismo que fue de más de 40 pesos para el tanque de 20 kilos, cuyo costo será de 300 pesos.

De acuerdo a los propios operadores de los camiones distribuidores, en los dos últimos días del 2016, sin que hubiera un anuncio oficial, el cilindro se les vendió 10 pesos más caro presuntamente porque los propietarios de las gaseras esperarían hasta los incrementos de enero.

Los operadores que utilizan el servicio de reparto por pedido vía celular, indicaron que a las afueras de las estaciones de servicio se les racionaron los tanques que se llenarían y solo vendieron una parte de lo que actualmente comercian.

De acuerdo a los entrevistados, uno de ellos de “Gas 1”, el precio del tanque de 20 kilogramos, que es el de mayor consumo en el estado, pasó de 256 a 270 pesos el fin de semana, lo que generó molestia entre los consumidores.

Explicaron que a partir de los primeros días de enero, el costo del tanque de gas de ese mismo peso pasará a los 300 pesos, es decir 44 pesos más caro que lo que se vendió en el mes de diciembre.

Indicaron que pararon actividades desde el medio día del 31 de diciembre y volverían a cargar hasta este lunes ya con los nuevos precios.

Se disparará la inflación

En tanto, el coordinador del PRD en el Senado de la República, Luis Miguel Barbosa Huerta, a través de un comunicado, señaló que debe exigirse  a los responsables de la política económica y fiscal presentar medidas excepcionales para enfrentar una escalada inflacionaria, pues el aumento de los combustibles, programado para el primer minuto del 2017, desatará una ola de carestía, es decir, el incremento acelerado en los precios de los productos de uso común en todo el país.

Sostuvo que el alza de la gasolina y el diesel, es resultado del fracaso de la política fiscal y de la reforma energética, pues la primera “ahorcó” y llevó a la ruina a la empresa pública más importante del país y ahora Petróleos Mexicanos (PEMEX) enfrenta una carga fiscal enorme que le hace imposible prosperar.

Asimismo, agregó que  la reforma energética tuvo como verdadero propósito la quiebra y el desmantelamiento de PEMEX y de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), lo cual ya lograron.

Señaló que la mala noticia – anunciada por medio de un comunicado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) – establece que el litro de gasolina Magna costará $15.99; la Premium $17.79 y el diésel $17.05.

“¿Por qué esta política? La posible respuesta nos causa indignación: para hacer atractivo el negocio de la venta de gasolina a las empresas extranjeras, sin importar las consecuencias en las cadenas productivas nacionales en todos los sectores y los costos al consumidor final”, refirió.

Miguel Barbosa Huerta sostuvo que no hay afirmación creíble y mucho menos razonable por la decisión adoptada pues “¿Qué tan conveniente resulta responsabilizar de todo al complicado contexto internacional? El Gobierno falló rotundamente y sus consecuencias repercutirán en el nivel de vida de la inmensa mayoría de los mexicanos”.

El coordinador parlamentario consideró que ante esta difícil situación “es momento de sacudir al Gobierno para sacarlo de su parálisis y de su complacencia. No podemos resignarnos a que un escenario de carestía se instale de manera impune, como si se tratara de un destino irrenunciable”.

Mencionó que sería una irresponsabilidad por parte de las autoridades que un escenario inflacionario ya que “simplemente se instalara afectando a millones de familias”.

También consideró una “ironía” que México sea un país productor de petróleo y a la vez cuente con precios caros en los combustibles, con la medida que entrará en vigor a partir del 1° de enero y que representa el mayor incremento en los costos de la gasolina en lo que va del gobierno de Enrique Peña Nieto.

“No sólo eso, al aumento del precio en los combustibles debe agregarse el desabasto de las últimas semanas en por lo menos 13 entidades del país, entre los que destacan Aguascalientes, Guanajuato, Michoacán, Zacatecas, Oaxaca, Chihuahua, Guerrero, Morelos, Jalisco, Puebla, Tlaxcala, San Luis Potosí y Durango”, indicó el senador del PRD.

Barbosa Huerta dijo que el inicio de 2017 está marcado por la palabra carestía, “la inflación toca a nuestra puerta y la sociedad parece estar sola. Debemos prepararnos para enfrentar los avatares económicos en 2017”, consideró.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-06-27