IMSS Puebla ha atendido
desde 2010 unos 142
casos de hemofilia

Redacción Intolerancia
20, Abr 2017 a las 22:07

Foto: Especial

Foto: Especial-

IMSS Puebla ha atendido desde 2010 unos 142 casos de hemofilia

Redacción Intolerancia 20, Abr 2017 a las 22:07

Es un padecimiento de poca frecuencia, que es portado por las mujeres, pero afecta, principalmente, a sus hijos varones.


La delegación en Puebla del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que atiende 142 casos de hemofilia, desde 2010, mediante profilaxis, con la intención de prevenir afectaciones en las articulaciones que deriven en una discapacidad.

Cabe indicar que la hemofilia es un padecimiento de poca frecuencia, que es portado por las mujeres, pero afecta, principalmente, a sus hijos varones y se manifiesta por un sangrado prolongado en músculos y articulaciones.

Al respecto, la doctora Uendy Pérez Rodríguez, hematóloga del Hospital de Especialidades San José, sentenció: “Cuando nace el niño y detectamos la presencia del padecimiento, le damos tratamiento y cuidados especiales para que su vida adulta sea lo más normal posible”, comentó.

Esta enfermedad surge porque la sangre del paciente no contiene una cantidad suficiente de factor de coagulación, y se manifiesta a través de hemorragias en las rodillas, codos y tobillos, así como en los músculos del brazo superior y del antebrazo, el músculo de psoas, del muslo y de la pantorrilla.

Nos damos cuenta porque un recién nacido tiene tendencia a sangrar; cuando se conoce que en la familia hay portadoras y se da el embarazo y es un niño, se espera que sea un paciente que sufra de hemofilia”, declaró.

También indicó que se pueden presentar casos esporádicos, porque la familia no sabe que hay antecedentes, o porque de verdad no hay antecedentes hereditarios, por eso cuando existe un varón que sangra con mayor frecuencia, se tienen que hacer un estudio general.

La especialista explicó que hay grados de la enfermedad, en el caso de la severa con hemorragias frecuentes en músculos o articulaciones, y sin tratamiento preventivo, cuando los pacientes sangran una o dos veces por semana; la moderada, con flujos de una vez al mes y mucho tiempo tras una cirugía, lesión seria o procedimientos odontológicos.

Las personas con hemofilia leve, por lo general, sufren de hemorragias a consecuencia de cirugías o lesiones graves. Algunos podrían no llegar a tener nunca un problema de sangrado.

Finalmente, expresó que es muy importante prevenir la discapacidad en estos pacientes y, sobre todo, que tengan acceso a la vida laboral y productiva, sin las limitantes que podría generar esta enfermedad en la población.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-12-17