Piden exentar cobro del
ISN a empresas afectadas
por el sismo

José Antonio Machado
27, Sep 2017 a las 19:25

Foto: Mireya Novo

Piden exentar cobro del ISN a empresas afectadas por el sismo

José Antonio Machado 27, Sep 2017 a las 19:25


Ante los daños causados por el terremoto del 19 de septiembre, durante 2017 y 2018 debe de exentarse el cobro del Impuesto Sobre Nómina (ISN) para apoyar a empresas de diversos giros comerciales con el fin de reactivar la económica y la generación de fuentes laborales, consideró el director de ARH Consultores, German Reyna y Herrero.

Explicó que la dispensa impositiva debe de aplicarse a las propietarios de las firmas comerciales que han sufrido algún tipo de eventualidad derivadas del fuerte movimiento telúrico de 7.1 grados Richter, tanto en sus inmuebles, como afectaciones en la producción y la comercialización en sus negocios.

Además, Reyna y Herrero propuso eliminar los topes para los donativos que realicen las personas porque, hasta el momento, únicamente se deduce una mínima cantidad, correspondiente a 7 puntos porcentuales sobre los ingresos acumulables para las personas físicas y siete por ciento de la utilidad fiscal para las personas morales en el ejercicio inmediato previo.

El fiscalista consideró que este tipo de acciones si representaría un verdadero un incentivo para que el dueño o socios de empresas y personas particulares (comunes) hagan donativos favorables a la reconstrucción en los estados afectados, donde los damnificados, lamentablemente, reportan también los mayores índices de marginación y pobreza por vivir en zonas prácticamente olvidadas por las autoridades.

German Reyna explicó que quienes realicen donaciones en efectivo, así como en especie, si necesitan deducir sus aportaciones benéficas para el sector de la población dañado en su patrimonio, deben realizarlo a través de las donatarias autorizadas. Las listas, indicó, se encuentra publicadas en el portal de internet del Servicio de Administración Tributaria (SAT) para “evitar conflictos” con la autoridad fiscal de la Federación.

El  catedrático recomendó que en caso de realizar donativos se debe ser extremadamente cuidadoso de no gastar más que el ingreso reportado ante las autoridades fiscales para evitar incurrir en disconformidades fiscales que generalmente son ganadas por la parte de la entidad tributaria, advirtió.

El también consejero de la Cámara Nacional de Empresas de Consultoría (CNEC), destacó que para el 2018 se ampliará de seis mil millones a los nueve mil millones de pesos los recursos del Fondo Nacional de Desastres a petición del secretario de Hacienda José Antonio Meade Kuribreña.

“La mayor parte de esos recursos serán destinados para la recuperación de inmuebles afectados por el sismo del pasado 19 de septiembre”.

Presupuesto de egresos

Al referirse al presupuesto de egresos de la administración Federal para el próximo 2018, Germán Reyna indicó que los recursos disponibles para proveer bienes y servicios de la población disminuyeron al pasar del 21 por ciento al 16.9 por ciento, pero además se incrementó el gasto en las obligaciones de deuda a 2.9 puntos porcentuales y las pensiones pasaron del 2.9 al 3.5 por ciento del  Producto Interno Bruto (PIB).

Por lo tanto, consideró que el próximo presidente de México deberá promover un nuevo pacto fiscal que aliente la promoción de un mayor crecimiento económico, además, deberá contraer las prácticas agresivas realizadas por el SAT y el resto de las áreas fiscalizadoras del estado. Asimismo, señaló que también deberá atacar la informalidad y estimular a las empresas para generar mayores recursos ante la baja de rentas petroleras para financiar el gasto corriente porque “esa gran mina de oro de Pemex ya se agotó”.

Bajo ese panorama, ponderó que la Ley de Ingresos se estima en los 5.2 billones de pesos, que representan en la realidad, un seis por ciento más que durante el 2017.

“En el rubro de ingresos tributarios se estima obtener 2.9 billones de pesos, que representa un siete por ciento más que el año anterior”.

Destacó que aunque la tendencia del sexenio de Enrique Peña Nieto se observa una recaudación tributaria que pasó de 9.7 por ciento del PIB en 2013 a 12.9 por ciento en 2015, la realidad es que la recaudación no ha logrado aumentar más de esa cifra, si se considera que la recaudación tributaria representa únicamente el 13 por ciento del Producto Interno Bruto.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-10-22