Estados Unidos abandona la
Unesco

Redacción Intolerancia
12, Oct 2017 a las 15:49

Foto: Internet

Estados Unidos abandona la Unesco

Redacción Intolerancia Fuente: El País
12, Oct 2017 a las 15:49

El gobierno de Donald Trump, a través de la embajadora ante la ONU Nikki Haley, denuncia la politización de la organización y el sesgo antiisraelí. 


Estados Unidos anunció este jueves su retirada como miembro de pleno derecho de la Organización para Educación, la Cultura y la Ciencia de las Naciones Unidas (Unesco). El Departamento de Estado argumenta su decisión por el "continuo sesgo antiisraelí" de la agencia, algo que denuncia de manera rotunda la embajadora Nikki Haley desde que se puso al frente de la misión diplomática en la ONU. Washington asegura que este paso "no se toma a la ligera". Israel anunció poco después que dará el mismo paso.

La decisión se hará efectiva el 31 de diciembre de 2018. El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, "lamentó profundamente" la decisión del gobierno estadounidense porque se aparta "del gran papel" que ha tenido el país desde la fundación de la Unesco. La directora general saliente de la agencia, Irina Bokova, se expresó en los mismos términos. La alta funcionaria, que está en proceso de ser reemplazada, teme afectará al “universalismo fundamental” para la labor de la organización en estos tiempos de “aumento del extremismo violento y terrorismo”.

“El trabajo de la Unesco es clave para reforzar los lazos de la herencia común de la humanidad ante las fuerzas del odio y la división”, afirmó Bokova. “En momentos en que la lucha contra el extremismo violento requiere de renovadas inversiones en educación, en el diálogo entre las culturas para prevenir el odio, es profundamente lamentable que EE UU se retire de la agencia de Naciones Unidas que lidera en estas cuestiones”, agregó en un largo comunicado.

El nombramiento el pasado julio de la Ciudad Vieja del Hebrón —donde junto a unos 35.000 palestinos residen 800 colonos judíos en asentamientos protegidos por soldados israelíes— como Patrimonio de la Humanidad terminó por colmar la paciencia de la Administración que preside Donald Trump, que en paralelo está tratando de dar con vías para reducir sus aportaciones a Naciones Unidas. El anuncio del Departamento del Estado se justifica también en el marco del proceso de reforma en marcha en la ONU. La retirada de la Unesco es un paso adicional en la dirección ya marcada tras el abandono del pacto del cambio climático de París y la amenaza de apartarse del acuerdo nuclear con Irán.

El litigio se abrió cuando se reconoció a Palestina como estado miembro en la agencia en octubre 2011. Un año después se hizo con el estatus de observador de la Asamblea General de la ONU. El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, no solo aplaudió este jueves la decisión de EE UU de retirarse de la Unesco y sino que dio las instrucciones para que su país lo haga también. "Es una decisión moral porque la Unesco se convirtió en un teatro absurdo y porque en lugar de preservar la historia la está distorsionando", afirma el jefe del Ejecutivo israelí.

Politización

Trump, con la embajadora Haley como cabeza de lanza, lleva meses preparando esta retirada. La decisión se esperaba, de hecho, para antes de que concluyera el año. De hecho, los nombramientos de los diplomáticos a cargo de la Unesco estaba en suspenso desde el pasado verano. "La misión de la Unesco es buena", afirma la presentante estadounidense, "pero desafortunadamente la politización de la agencia se convirtió en una vergüenza crónica".

La Unesco es conocida por su programa mundial para la preservación del patrimonio cultural. La agencia financia también proyectos en el ámbito de la educación, con iniciativas dirigidas al empoderamiento de las niñas. También cuenta con programas a la protección de la libertad de prensa y el entendimiento de los horrores del Holocausto. Nikki Haley cree, sin embargo, que el dinero del contribuyente no debe ir a pagar políticas que considera "hostiles" o una "burla" al sentido común. John Kelly, el jefe de gabinete de la Casa Blanca, se limitó a decir que analizan si los programas tienen éxito.

El embajador francés ante la ONU, Francois Delattre, evitó hacer una reacción oficial a la decisión de la delegación estadounidense. Pero sí dejó claro que la Unesco es una institución que se creó para la promoción de los ideales y valores que están en el corazón del trabajo del organismo, utilizando la cultura, la educación y la ciencia como canales de transmisión. “Por eso es importante que EE UU, ahora más que nunca, está a bordo y se comprometa con los asuntos mundiales”, concluyó.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-12-15