“Adiós, mamá Carlota”

César Pérez González
30, Oct 2017 a las 15:36

Foto Especial

Foto Especial-

“Adiós, mamá Carlota”

César Pérez González 30, Oct 2017 a las 15:36

“Noticias del Imperio” se convierte en narrativa sustancial para comprender las causas que derivaron en la Intervención Francesa, aquellas tramas políticas de la llegada al país de Maximiliano y Carlota, pasando por la resistencia republicana de Benito Juárez.


Total, bien puede ser el concepto bajo el cual se inscriba “Noticias del Imperio”, novela de Fernando del Paso. Narración que se vale del ambiente histórico que rodeó la consumación y declive intervencionista francés, hecho que a últimas fechas es motivo de especulación entre académicos por su valor histórico y necesidad de otorgarle su justa dimensión.

Con el auge de la llamada “neonovela histórica” durante la segunda parte del siglo pasado, se establecieron líneas fundamentales de trabajo para los discursos que se incluyeran revisión de documentos, cubrir “huecos” con datos ficcionales, en tanto, los personajes serían parte del imaginario colectivo, sustentados mediante hilos argumentativos pasados.

De esta manera, se les fueron atribuyendo “voces” que explicaran –a juicio del autor– causas y efectos en sus decisiones, humanismo lejos del sintagma moral de la época, mientras tanto –lo más importante– romper con la “historia oficial” y acartonadas arengas, para ello, la atmósfera no sería un pretexto, sino la materia prima.

Si bien la novela histórica tiene antecedentes desde el siglo XIX en México y en Europa antes que el Romanticismo fuera corriente dominante, bajo este esquema el objetivo es “romper” con lo dicho para establecer vasos comunicantes con lo inmediato y ofrecer nuevas lecturas de hechos históricos bajo la premisa ficcional, sin embargo, la consulta de documentos es requisito, debate que aún se mantiene.

En este caso, “Noticias del Imperio” se convierte en narrativa sustancial para comprender las causas que derivaron en la Intervención Francesa, aquellas tramas políticas de la llegada al país de Maximiliano y Carlota, pasando por la resistencia republicana de Benito Juárez, dando pie así a la idea de Patria por encima de todas las cosas.

El texto de Fernando del Paso subraya que no necesariamente “el austriaco” aceptó el trono de México por ofrecimiento de políticos conservadores que vieron en peligro sus posesiones –junto a la Iglesia Católica– después de las Leyes de Reforma, al contrario, Napoleón III vio la oportunidad de establecer en América un protectorado que impidiera expansiones económicas de Estados Unidos.

Tras consultar varios “candidatos”, Maximiliano fue el idóneo, aunque en la puja Eugenia de Montijo tuvo que ver incluyendo aspectos como su carácter blando y la relación que lo unía con Bélgica a través de Carlota. La novela ahonda en lo más cercano a “conspiraciones”, por lo cual el país es objeto inmediato de los planes imperiales.

Sin embargo, el eje rector no es la Historia en sí, al contrario, parte del soliloquio de Carlota sesenta años después de la empresa fallida mexicana, en 1927, cuando sumida en la locura comienza a revisar el episodio con apenas algunos lapsos de tranquilidad que circundan su irremediable muerte, sola, sin gobierno, vida, razón.

El autor la lleva a su límite, obligándola a dialogar con su propia sombra, sus miedos y dolores; acusa el deseo de otros por matarla, incluso, despojarla de lo único que tiene, su memoria. Precisamente, defiende su legado desde los recuerdos en Europa, en México, nación que declara suya pese a las balas que terminan con Maximiliano, así como el odio nunca terminado por “el indio”.

Precisamente, Juárez es presentado como fiel observador del escenario político, interesado en “los invasores”; escueto en algunos comentarios, defensor de la causa subraya su origen, contra la visión imperial que opta por detalles superfluos y salidos del imaginario europeo de sus Cortes. En todos ellos, Carlota –a manera de testigo– acepta el engaño vivido y las consecuencias que padece.

Durante más de mil páginas –en su edición más corta–, “Noticias del Imperio” ofrece ópticas duales sobre el episodio: la tradicional, situada en la Historia mexicana, y la revisionista, específica para no quedarse con versiones estáticas; al contrario, incluye personajes que le dan fuerza y sustentan.

Inclusive, dedica un apartado extenso a la defensa, al igual que su caída, de la ciudad de Puebla; defensa calle por calle, lugares simbólicos, descripciones; escenarios familiares para quienes habitan en esta capital, extra que obliga a su lectura y eventual recorrido ajustado a su actualidad.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-11-19