Huaquechula, día de muertos
y sus ofrendas monumentales

Claudia Cisneros
02, Nov 2017 a las 19:10

Foto: Cortesía

Huaquechula, día de muertos y sus ofrendas monumentales

Claudia Cisneros 02, Nov 2017 a las 19:10

Un municipio que forma parte del Patrimonio Cultural del estado de Puebla desde 1997 y que en la República está considerado uno de los cinco sitios más emblemáticos de la Celebración del Día de Muertos.


El estado de Puebla, cuenta con el municipio de Huaquechula, localizado en la parte central del estado dentro de la región de San Pedro Cholula, donde este festejo tiene lo suyo y es que aquí están sus ofrendas monumentales, reconocidas en todo el mundo.

Huaquechula palabra que proviene del náhuatl “Cuauhquechollan” que se divide en cuautli= águila, quecholli= plumaje rico y lan=locativo, su significado unido es “junto a las hermosas y ricas plumas del águila”, está ubicado a 60 kilómetros de la capital poblana, destacando por sus climas semicálidos y subhúmedos, sus atractivos naturales, importantes monumentos como el ex Convento de Huaquechula que data del siglo XVI cuando arribaron las primeras órdenes religiosas de la Nueva España y el convento fue establecido por los franciscanos en 1530. Su gastronomía es parte de los atractivos como el mole, pipían con flores de zompantle, adobo negro, tamales de ceniza con frijol de ayocote, los ricos panes conocidos como rosquetes, hojaldras, marquesotes, polvorones; sus dulces típicos como el pancololote, palanquetas y jamoncillos.

Sus imponentes ofrendas y significados

En cuanto a sus fiestas destacan la del 3 de mayo día de la Santa Cruz, el 4 de octubre día de San Francisco, pero sin duda la más representativa de este lugar y por la cual ha trascendido es la del Día de Muertos, gracias a sus famosas ofrendas de varios pisos dedicadas a sus seres queridos. 

Y es que sus imponentes altares se componen la mayoría con manteles blancos y papel picado, cuentan con objetos de celebración y de cosas que gustaban al difunto como el mole, pan, hojaldras, dulces, chocolate, atole, además de reliquias y objetos personales como cruces, fotos, juguetes.

En días de muertos, es importante decir que se pueden entrar a las casas de este lugar, para admirar sus ofrendas en forma de altares de 3 o 4 pisos, por lo que turistas se dan cita para ver estas ofrendas monumentales, en forma de estructuras piramidales que se encuentran en las casas, pero también en lugares públicos, lo que hace que sean consideradas patrimonio cultural y uno de los lugares más representativos por las impresionantes celebraciones o fiestas a los difuntos.

Cabe destacar; que las ofrendas, tienen todo un significado, el primer nivel o piso representa el mundo terrenal, el segundo el cielo y el tercero y cuarto la cúspide celestial con la presencia del crucifijo o bien una imagen representativa. También se percibe en los niveles columnas de estilo barroco, pilastras en forma de pirámides y admirables detalles de lujo.

Formando parte de estas tradiciones, a las 2 de la tarde del primero de noviembre, suenan las campanas del templo anunciando el arribo de los muertos y las casas se abren para recibirlos y los altares se llenan de ofrendas de ocasionales visitantes. Por la tarde continúa la procesión de visitantes que son, en su mayoría, gente de la misma comunidad, además estudiantes y extranjeros provenientes de toda la República y Estados Unidos incluso Europa que se suman al festejo. 

Para el 2 de noviembre, el bullicio de la jornada anterior ha disminuido considerablemente, ya que los familiares visitan el cementerio temprano y adornan las tumbas de los muertos con enorme variedad de flores donde destacan la de cempasúchil, además del sahuma con incienso.

Huaquechula es sin duda un lugar de tradición, un municipio que forma parte del Patrimonio Cultural del estado de Puebla desde 1997 y que en la República está considerado uno de los 5 sitios más emblemáticos de la Celebración del Día de Muertos.

A detalle

Las ofrendas monumentales o altares, tienen costos que van desde los 10 mil hasta 50 mil pesos o más, esto tiene que ver primero por sus dimensiones, pues van desde los 4 metros de largo hasta los 3 de alto aproximadamente. Además de los caminos de flores, la comida para visitantes, familiares y amigos, rezos, cirios, veladoras, misas e incluso en algunos casos música o mariachis. Todo eso hace que el costo sea mayor.

 

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2017-11-19