En otoño llegarán los
nuevos iPhones; buscan que
sean más accesibles

Redacción Intolerancia
26, Feb 2018 a las 18:29

  • Síguenos en Feedly

En otoño llegarán los nuevos iPhones; buscan que sean más accesibles

Redacción Intolerancia 26, Feb 2018 a las 18:29

La compañía de Tim Cook planea presentar tres nuevos teléfonos en otoño, con los que pretenden conquistar a todos los amantes de sus productos.

 


Apple se está preparando para lanzar un trío de nuevos teléfonos inteligentes este año: el iPhone más grande de la historia, un teléfono actualizado del mismo tamaño que el actual iPhone X, y un modelo menos costoso con algunas de las funciones clave del teléfono principal.

Con la nueva alineación, Apple quiere atraer al creciente número de consumidores que anhelan la función de multitareas de los llamados 'phablets' y, al mismo tiempo, atender a aquellos que buscan una versión más asequible del iPhone X, según mencionaron este lunes personas familiarizadas con el tema.

Se espera que Apple, que ya está realizando pruebas de producción con los proveedores, anuncie los nuevos teléfonos en otoño. Los planes aún podrían cambiar, mencionaron las personas, que solicitaron el anonimato ya que la discusión es interna. 

Aunque ya pasaron varios meses desde su presentación, el iPhone X no se ha vendido tan bien como se esperaba desde su debut el año pasado.

Apple vendió 77.3 millones de iPhones en el último trimestre de 2017, por debajo de las proyecciones de los analistas de 80.2 millones de unidades. Algunos consumidores no estuvieron de acuerdo con el precio de mil dólares del iPhone X, a pesar de que les gustaba el diseño e incluso cuando querían algo más innovador que el iPhone 8, cuyo costo era más bajo.

Con su próxima alineación, Apple está buscando reactivar las ventas ofreciendo un modelo para todos. Una portavoz de la compañía tecnológica se negó a hacer comentarios al respecto.

Con una pantalla de casi 6.5 pulgadas, el nuevo y gran teléfono de Apple será uno de los teléfonos inteligentes más grandes del mercado.

Mientras que el cuerpo del teléfono será aproximadamente del mismo tamaño que el iPhone 8 Plus, la pantalla será aproximadamente una pulgada más grande gracias al diseño de borde a borde utilizado en el iPhone X.

Es poco probable que Apple se refiera al teléfono como un ‘phablet’, un término popularizado por Samsung.

La pantalla más grande debería atraer especialmente a los empresarios, permitiéndoles escribir correos electrónicos y administrar hojas de cálculo en una pantalla tan grande como una tableta pequeña.

Como el iPhone 8 Plus, el nuevo teléfono probablemente habilitará modos de pantalla dividida para ciertas aplicaciones. Aun así, el teléfono más grande podría ‘canibalizar’ las ventas de iPad, una categoría que recientemente creció de nuevo.

El ‘phablet’ tiene el nombre código D33, detalló una persona familiarizada con su desarrollo, y al menos algunos prototipos incluyen una resolución de pantalla de 1242 x 2688. Eso haría que la pantalla sea tan nítida como la del iPhone X de 5.8 pulgadas.

Apple también planea usar la tecnología OLED, el mismo tipo de pantalla empleada en el iPhone X. 

Al igual que en esa edición, el modelo más grande incluirá un escáner Face ID que desbloquea el dispositivo y permite realizar pagos.

Apple también está preparando una actualización para el iPhone X de tamaño regular que internamente se denomina D32, mencionaron personas familiarizadas con el producto.

Se espera que ambos teléfonos utilicen procesadores A12 y continuarán incluyendo bordes de acero inoxidable; serán las ofertas de teléfonos inteligentes de alta gama de la empresa.

Apple está considerando una opción de color dorado para la actualización del iPhone X y del modelo más grande. La compañía intentó incluir el tono oro para el actual X, pero lo abandonó debido a problemas de producción.

Todos los iPhones nuevos desde los 5s llegaron en oro, incluido el iPhone 8. La opción es especialmente atractiva para los consumidores en Asia y puede ayudar a impulsar las ventas en la región. Aun así, Apple finalmente puede decidir no continuar con el color.

Al menos en algunas regiones, Apple está considerando ofrecer una opción de doble tarjeta SIM para el modelo más grande. Eso permitiría a las personas usar sus teléfonos en países con diferentes planes de operadores sin tener que cambiar tarjetas.

Tal característica creció en importancia y popularidad, especialmente en Europa y Asia, donde las personas de negocios visitan rutinariamente varios países.

Apple no ha tomado una decisión final sobre la inclusión de la función y podría optar por esperar a la tecnología E-SIM, que conectará los teléfonos a múltiples redes sin la necesidad de un chip extraíble.

Apple quiere ofrecer la tecnología E-SIM, pero algunos operadores son resistentes a la idea y la empresa necesita su apoyo. Una capacidad de doble SIM proporcionaría un compromiso.

Los teléfonos tendrán un sistema operativo actualizado, probablemente llamado iOS 12, y el código llamado Peace, que incluirá capacidades mejoradas de realidad aumentada, una integración más profunda del asistente digital Siri, monitoreo de salud digital y la capacidad de usar Animojis en FaceTime.

La decisión de Apple de construir también un teléfono más barato es un reconocimiento de que los actuales modelos de nivel de entrada 8 se parecen demasiado al iPhone 6 presentado en 2014.

Con sus biseles gruesos y la falta de pantallas de borde a borde, parecen anticuados al lado del iPhone X y de los últimos dispositivos de Samsung. El nuevo modelo de menor costo tendrá la misma pantalla de borde a borde que el iPhone X, así como Face ID en lugar de un sensor de huellas dactilares.

Para mantener costos bajos, el teléfono más económico utilizará una tecnología de pantalla LCD similar al tipo empleado en el iPhone 8. Además, tendrá bordes de aluminio y un respaldo de vidrio como ese modelo, no el acero inoxidable más llamativo que se usa en el iPhone X.

En el pasado, Apple intentó vender teléfonos más baratos con malos resultados. En 2013, la compañía debutó con el iPhone 5c, que tenía un cuerpo de policarbonato y se vendía en varios colores.

Los consumidores descubrieron rápidamente que por tan sólo 100 dólares más podían comprar un 5, que tenía un cuerpo de aluminio, una cámara de video en cámara lenta y un escáner de huellas digitales. Apple pronto discontinuó el 5c.

Esta vez, la compañía está intentando algo diferente: usar un cuerpo más barato pero con las características (Face ID y una pantalla de borde a borde) que los consumidores más valoran.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2018-09-19