Octubre, mes negro para
estudiantes en Puebla

Redacción Intolerancia
08, Oct 2018 a las 19:19

  • Síguenos en Feedly

Octubre, mes negro para estudiantes en Puebla

Redacción Intolerancia 08, Oct 2018 a las 19:19

En menos de cinco días se han registrado tres asesinatos de jóvenes universitarios, otro más resultó herido durante una ejecución. En Tehuacán se realizó una mega marcha para exigir seguridad. 


En menos de una semana, tres jóvenes estudiantes han sido asesinados en Puebla en intentos de asalto, secuestros y hasta ejecuciones. Este lunes, otro universitario de nombre Juan González Guzmán resultó herido durante la ejecución de Estéfano “N” de 23 años, quien fue agredido en las inmediaciones de la Universidad Iberoamericana, poco después del mediodía.

José Andrés, Aldo y Miguel Ángel; son los nombres de los jóvenes, de entre 20 y 23 años de edad, a quienes les fue arrancada la vida en los últimos cinco días. 

José Andrés dejó Oaxaca para estudiar en Puebla

La noche del pasado 1 de octubre, alrededor de las 21 horas, fue la última vez que se vio con vida a José Andrés de Larrañaga Canalizo, estudiante de la Universidad de Ciencias y Desarrollo (UDES), de la capital poblana.

De manera inmediata a su desaparición, a través de redes sociales se difundió ampliamente la fotografía del joven de 20 años, de 1.85 metros de alto, 67 kilos de peso, ojos azules y nariz recta, cabello castaño y largo hasta la nuca; y ligeras marcas de acné.

El 5 de octubre, tres días después de intensa búsqueda por parte de familiares y amigos, el cuerpo del joven originario de Tuxtepec, Oaxaca, fue encontrado sin vida en unos campos de cultivo de la comunidad de Santa María Nenetzintla, en el municipio de Acajete.

De acuerdo a los reportes, se supo que Luis Pablo “N”, Arturo “N” y Abraham “N”, compañeros de estudios de la víctima, son los presuntos responsables del asesinato, mismo que se realizó luego de planear un secuestro por el cual esperaban recibir medio millón de pesos.

Antes de dejar el cuerpo de José Andrés en Nenetzintla, los presuntos delincuentes lo llevaron en la cajuela de un vehículo Mitsubishi Lancer por la zona de Plaza Cristal. Más tarde, se dirigieron a la colonia México 68 y después a Casa Blanca, donde cambiaron de automóvil a un modelo Versa.

La Fiscalía General del Estado, a través de su titular, Gilberto Higuera, reveló que José Andrés fue estrangulado, además de que su vehículo fue  hallado el día martes dos de octubre en las inmediaciones del municipio de Acatzingo; sin embargo, fue hasta un día después que se encontró su cadáver.

A Miguel Ángel lo sacaron de su casa

La madrugada del mismo viernes 5 de octubre, otro estudiante fue asesinado en Puebla, su cuerpo fue localizado en el paraje “La Quebrada” de San Juan Atenco.

De acuerdo con versiones de testigos, Miguel Ángel Aguilar Márquez de 20 años, fue sacado por la fuerza de su domicilio a las 02:00 horas, por un grupo de sujetos, entre quienes estaban personas vestidas de policías. Pese a que los pobladores intentaron impedir el levantón, los delincuentes se marcharon del sitio en dos automóviles y realizando detonaciones con armas de fuego.

Alrededor de las 04:00 horas, policías de la localidad ubicaron un automóvil marca Honda, modelo Civic y color negro, donde lograron la detención de Gerardo “N” (40 años), y quien portaba un chaleco antibalas con la leyenda de Seguridad Pública Municipal, así como Jacqueline “N” (20 años), vecinos de Soltepec y San Pablo Xochimehuacan, respectivamente.

El cuerpo de Miguel Ángel fue encontrado a unos metros del tramo ferroviario de San José Guerrero, en el municipio de San Juan Atenco, entre los sembradíos.

En Tehuacán, lloran a Aldo

Esa misma madrugada, en el municipio de Tehuacán, el joven Aldo Felipe Jiménez García fue asesinado tras ser atacado con arma blanca durante un presunto asalto.

En compañía de Enrique, un compañero de la escuela, Aldo fue interceptado y agredido por un individuo sobre la calle 31 poniente, antes de llegar al libramiento Tecnológico Seminario. Fue trasladado a un hospital de la localidad. Aldo no soportó la cirugía y falleció a consecuencia de dos puñaladas en el abdomen.

Aldo, de 23 años y originario de Orizaba, Veracruz, cursaba el noveno semestre de ingeniería civil en el Instituto Tecnológico de Tehuacán (ITT). 

En protesta, jóvenes universitarios de Tehuacán han realizado marchas para exigir justicia por el asesinato de Aldo, y demandar seguridad en la localidad. Este lunes más de 9 mil personas, de acuerdo con cifras de los organizadores, se congregaron en el zócalo del segundo municipio más importante de Puebla para reclamar seguridad y exigir justicia, ante la ola de violencia que azota al ayuntamiento.  

Juan, en el sitio equivocado

La ejecución de Eduardo Estéfano Alvarado Granados, dueño de una Food Truck llamada "Chick n' Waffles", a un costado de la Universidad Iberoamericana Puebla, ocasionó también que una bala perdida lesionara al estudiante del Tec de Monterrey, Juan González Guzmán. 

Ante el asombro de la agresión directa realizada alrededor de las 12 del día, las primeras versiones señalaron que la víctima mortal sería el alumno del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), sin embargo, la institución privada desmintió la versión en un corto comunicado en el cual agregó que González Guzmán ya se encontraba en un hospital.  

Tras el asesinato de Eduardo Estéfano, la Universidad Iberoamericana emitió un escueto boletín de prensa en el que descartó que alguno de sus alumnos estuviera en riesgo aunque suspendió las clases durante el resto del día: “Con el objetivo de facilitar las labores de las autoridades municipales ante los hechos ocurridos fuera de nuestra institución”.

 



 

 

 
LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2018-10-22