35 años caminando juntos
y recordando lo que
somos: IBERO Puebla

Redacción Intolerancia
11, Oct 2018 a las 13:13

Foto: Cortesía

  • Síguenos en Feedly

35 años caminando juntos y recordando lo que somos: IBERO Puebla

Redacción Intolerancia 11, Oct 2018 a las 13:13

Cada día los vínculos se fortalecen y las semillas que hemos sembrado hace 35 años, hoy florecen: Dr. Fernando Fernández.
 


Con muchas risas, alegría, ánimo y diversión, la Universidad Iberoamericana Puebla celebró su aniversario XXXV. Durante el ya conocido Día de la Comunidad, la participación de todos hizo que esta celebración fuera una de las más memorables para la Institución Jesuita de Puebla.

 

Este día representa para la Comunidad Universitaria el momento para estrechar lazos, el pretexto perfecto para que, generaciones pasadas, docentes, administrativos, padres de familia y futuros egresados, juntos continúen consolidando esta gran familia que se ha formado a través de este proyecto educativo de más de 450 años de tradición, de convivir, compartir y celebrar lo que somos como Universidad.

 

Y que mejor forma de celebrar la vida que cantando y bailando. Así, en medio de concursos, juegos mecánicos y danzas, estudiantes, docentes, egresados, personal, familiares y amigos de la comunidad IBERO Puebla hicieron de estos primeros 35 años, de formar hombres y mujeres para los demás, estuvieran llenos de alegría y fraternidad.

 

El programa, encabezado por el Dr. Fernando Fernández Font, rector de la IBERO Puebla, comenzó con la celebración eucarística, espacio para que la Comunidad Universitaria reflexionara sobre el camino recorrido a lo largo de estos años, pero sobre todo la manera en que como Institución podemos contribuir a corregir tiempos convulsos como los que estamos viviendo en Puebla y el país.

 

“No podemos dejar que el trabajo realizado desde las instituciones de educación superior se tire por la borda, la inteligencia universitaria siempre debe estar encaminada a procurar el bien común, que estos primeros 35 años nos sirvan para incidir en la transformación del presente, pero sobre todo que sean los cimientos de un futuro mucho más esperanzador”, sentenció el Padre Rector.

 

Tras la misa, el ambiente de gozo y júbilo se desbordó cuando más de 800 integrantes se unieron para vitorear porras mientras se formaban para representar un 35 gigante y poder realizar la toma aérea. Fue a partir de ese momento que empezaron las demostraciones artísticas que para resignificar la hermandad contó con el talento universitario de estudiantes de la UPAEP y el Tec de Monterrey Puebla.

 

Para mantener el clímax de emociones a tope, el Dr. Fernando Fernández ungió con la bandera de la Institución a la delegación de alumnos que del 4 al 10 de noviembre buscarán poner en alto el nombre de la IBERO Puebla, durante la celebración de los juegos interjesuíticos que se desarrollarán en la Universidad hermana, Rafael Landívar de Guatemala.

 

Con los ánimos desbordados de energía, y con la emoción a flor de piel por la emotividad y empuje de los seleccionados que con gran entusiasmo prometieron dejar todo en cada uno de sus enfrentamientos, la Comunidad se congregó para competir en la ya muy famosa carrera de botargas, el desafío de costales, concursos de baile, karaoke y demás amenidades que preparó el Centro de Difusión y Participación Universitaria para celebrar este XXXV aniversario de la IBERO Puebla.

 

Fue hacia las 17:30, que entre la lluvia y el canto de las mañanitas a ritmo de cha cha cha, por parte de la Comunidad, el Dr. Fernández Font acompañado por los directores generales, Dra. Lilia Vélez, Dr. Francisco Valverde, Dr. Javier Sánchez y el Mtro. José Enrique Ríos partió el pastel conmemorativo para celebrar y rendir homenaje a esta Universidad que ha sido parte importante para el desenvolvimiento no sólo de profesionistas, sino también de grandes seres humanos.

 

Y la mejor muestra de este compromiso de solidaridad, es que durante la conmemoración del Día de la Comunidad y en compromiso con la política ambiental Basura Cero quedó prohibido el uso de desechables por lo que cada miembro llevó sus trastes o bien pudo utilizar los utensilios de la Universidad, los cuales fueron lavados y evitar la generación de basura. Proyecto que ha generado que el material de desecho de la IBERO Puebla se reduzca en un 60%.

 

Para cerrar esta magna fiesta, el Padre Fernando Fernández -Padre Fer- destacó que para la Universidad Iberoamericana Puebla, el principal objetivo no es sólo que los alumnos aprendan, sino que se desenvuelvan en comunidad; que participen, conozcan y se involucren en actividades que permitan su desarrollo. “Deseo que esta tradición continúe año con año, y nunca dejar de celebrarse, pues cada uno de nosotros somos una pieza clave de la IBERO Puebla”.

 


Es así como esta fiesta quedará grabada en el corazón de la Comunidad Universitaria con gratos recuerdos y experiencias. Pero sobre todo en los muros de la Institución que se ha consolidado con su proyecto humanista de innovación y vanguardia.

 

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2018-12-13