Sin atenderse los daños
ambientales por huachicol:
IGAVIM

Jorge Castillo
06, Nov 2018 a las 15:40

Foto: Cortesía

  • Síguenos en Feedly

Sin atenderse los daños ambientales por huachicol: IGAVIM

Jorge Castillo 06, Nov 2018 a las 15:40

A pesar que Pemex es responsable solidario, hace caso omiso a recuperar terrenos contaminados.


En cinco años, se han contaminado en Puebla 264 mil 600 metros cuadrados de terrenos, en su mayoría agrícolas, por tomas clandestinas de combustible en ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

Sin embargo, ninguna autoridad federal o estatal ha dado seguimiento a los daños ecológicos causados en los terrenos, reveló un estudio hecho por el Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (IGAVIM). De este modo Puebla se mantiene en el tercer lugar con más contaminación por este delito, solo por debajo de Guanajuato y Tabasco.

La documentación presentada señala que de 2012 a 2017 se han registrado en todo el país 30 mil 385 tomas clandestinas.

Hasta 2017 las entidades líderes que seguían incrementando este ilícito fueron: Guanajuato, Puebla, Hidalgo, Veracruz, Estado de México y Jalisco, según datos solicitados por transparencia a distintas dependencias estatales y federales.

IGAVIM detalla que la Agencia Nacional de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), debe exponer argumentos que justifiquen los motivos por los que no realiza el seguimiento correspondiente a los sitios contaminados y su remediación.

Incluso delegan la responsabilidad a PEMEX, SEMARNAT, PROFEPA y al Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC).

“A su vez deben realizar los diagnósticos de los sitios que se han supervisado, inspeccionado y revisado por el derrame de hidrocarburo”, menciona.

“Sin estos difícilmente pueden cuantificar los impactos negativos acumulativos y residuales que se generan en el medio ambiente y en el propio delito. Se concluye que el seguimiento a la problemática ambiental es nulo, el ecosistema queda frágil y la alternativa delictiva sigue siendo atractiva”, narra el estudio.

Datos incongruentes

IGAVIM resalta una incongruencia en los datos entregados por PEMEX, al desglosar cifras del 2016, donde se aprecia una diferencia de registros en 10 entidades federativas.

Destaca el estado de Puebla con una diferencia de 56 tomas clandestinas entre una respuesta y otra, seguido del estado de México con 30 y Guanajuato con 14.

La variación del total de registros representó una diferencia del 0.79% siendo las diferencias en 13 entidades federativas y solo Chihuahua tuvo una disminución en el reporte.

“Es necesario que PEMEX exponga los motivos y justificaciones por los cuáles hay una variación en los registros de tomas clandestinas de las diferentes fuentes oficiales del 2012 al 2017, ya que esto repercute al comparar escenarios propios y ecológicos”, indica IGAVIM.

“Lo preocupante es el incremento de hasta 528.87% que se dio en este delito considerando los registros de las solicitudes de información”, advierte.

Lanzarse la bolita en pérdidas, daños

Resaltan que las pérdidas económicas diarias por robo de hidrocarburo de acuerdo con el reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) hasta noviembre del 2017, ascienden a casi 54 millones de pesos.

También es necesario remarcar que los ductos más dañados por tomas clandestinas se ubican en las entidades de: Guanajuato, Puebla, Tamaulipas, Hidalgo y Veracruz. Mientras el INECC, muestra que son otras las dependencias las que se deben hacer cargo del seguimiento de la contaminación.

Las dependencias federales involucradas en este apartado como SAGARPA, SEDATU, CONAGUA, SEMARNAT, PROFEPA, PEMEX Y ASEA refieren de manera general como responsables de remediar o restaurar los predios y/o sitios contaminadas por el derrame de hidrocarburo a cuatro dependencias: SEMARNAT, PROFEPA, PEMEX Y ASEA.

Incluso una atribución de la ASEA es emitir lineamientos, autorizar y supervisar sistemas de gestión y prevención de riesgos operacionales y ambientales, diseñará normas con base en las mejores prácticas y estándares internacionales para proteger el ambiente y cuidará la seguridad de las personas.

Sin embargo, no tiene determinado un seguimiento en conjunto con otras dependencias para atender la problemática de tomas clandestinas en ductos de hidrocarburo.

Daños cuantificados

Para PROFEPA de 2012 a 2017 el total de superficie de los predios contaminados por derrame de hidrocarburo de tomas clandestinas en el país fue de 1 millón 799 mil 714 metros cuadrados de suelo contaminado.

De estos, en Puebla se han contaminado de 2012 a 2017, más de 264 mil metros cuadrados, lo que la mantiene en tercera posición nacional.

Además, se suman seis explosiones que dañaron 4,184 predios con afectación al suelo lo que representa en total una superficie total de 1 millón 809 mil 782 metros cuadrados de terreno.

En el período del 2012 al 2017 Guanajuato fue la entidad que mayor número de sitios identificados con derrame de hidrocarburo, seguido de Puebla, Veracruz, Tabasco, Hidalgo y estado de México.

En tanto, la Procuraduría Agraria, aunque no tiene responsabilidad directa sobre esta problemática, identifica 386 sitios con derrame de hidrocarburo por tomas clandestinas en ejidos que no fue cuantificado.

Por ejemplo en Puebla de 2015 a 2017 se afectaron 62 ejidos ubicados en 27 municipios, encabezados por Acatzingo, donde se afectaron más de 23 mil metros cuadrados de terrenos de cultivo.

En todo el país los sitios que sí fueron cuantificados en este mismo período fueron 112, lo que resulta aproximadamente 132 mil 988 metros cuadrados de superficie con daños.

IGAVIM apunta que lo preocupante es que aproximadamente entre el 79% y 88 por ciento de los sitios identificados con derrame de hidrocarburo se ubicaron en terrenos con vocación agrícola y pecuaria.

Asimismo, en 3 mil 722 de estos sitios no cuantificaron la superficie afectada, lo que representa el 57.45% del total de sitios identificados con derrame de hidrocarburo.

De acuerdo con la respuesta proporcionada por PROFEPA se identificaron entre el 2012 y 2017 tan solo seis sitios con explosión por el derrame de hidrocarburo.

En 2016, se registraron 1,822 incidentes vinculados con el sector hidrocarburos a cargo de la ASEA, donde el 86% del total de accidentes ocurridos fueron derrames por tomas clandestinas durante el transporte de las sustancias químicas por ductos.

Sin planes para descontaminar

Queda claro que ninguna dependencia vincula un seguimiento puntual para que se restauren, remedien o descontaminen los predios afectados por el derrame de hidrocarburo generado por tomas clandestinas a la brevedad, según concluye el instituto.

Por lo tanto, exhorta que es necesario que CONAGUA en conjunto con PEMEX, PROFEPA, ASEA y SEDATU, den seguimiento a estos sitios afectados para que se atienda la problemática que se presenta cuando se tiene contacto con alguna corriente de agua superficial o subterránea y prevenir que el impacto ambiental multiplique la afectación sobre el ecosistema.

“Resulta crítico que no se haya encontrado algún análisis y/o estudio que diera seguimiento a la atención y remediación de los 57

cuerpos de agua (corrientes) afectados por hidrocarburo”, resalta.

Para el caso de PEMEX, se deja confusa la estimación de la provisión ambiental si en algún momento se consideró para remediar sitios con afectación por tomas clandestinas.

Incluso, informa que la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos, dispone que los propietarios o poseedores de predios de dominio privado y los titulares de áreas concesionadas, cuyos suelos se encuentren contaminados, serán responsables solidarios de llevar a cabo las acciones de remediación que resulten necesarias, sin perjuicio del derecho a repetir en contra del causante de la contaminación.

“Por tanto, si Pemex ocupa el predio en el cual ocurrió el derrame, aun cuando derive de una toma clandestina, se configura la responsabilidad solidaria”, subraya.

Por ende, la obligación de realizar la caracterización y remediación del suelo, le corresponde a la paraestatal.

LEA TAMBIÉN
LOS MÁS LEÍDOS

2018-11-17