Las fuerzas de seguridad sirias mataron a diez personas y arrestaron a 499 en una redada que realizaron casa por casa en Deraa. Residentes cuentan que fueron arrestados hombres de entre 15 y 45 años de edad, esposados y enviados a centros de detención.


Las redadas comenzaron después que el gobierno tomara por la fuerza el control de la mezquita de Omari, en Deraa, conciderada el centro de operación de las protestas antigubernamentales en la ciudad.


La agencia estatal de noticias, Sena, excusa que el ejército rastreó "grupos terroristas" en Deraa, mató a diez miembros y arrestó a 499. Dos miembros del comando de seguridad fueron asesinados, finaliza Sena.


Más de 70 personas han muerto en Deraa desde el 29 de abril, de acuerdo a los reportes de los residentes y los grupos de derechos humanos.


La semana pasada los soldados usaron tanques para tomar control de Deraa, donde se concentra la dicidencia contra el régimen represor del presidente Bashar al-Assad.


Grupos de derechos humanos informan que 560 personas han sido asesinados por el gobierno a raiz de las protestas.


El pasado 1 de mayo, el primer ministro británico, David Cameron denunció las acciones contra las protestas prodemocráticas, que comenzaron hace seis semanas, inspiradas por las revoluciones de Egipto y Túnez.


En el poblado kurdish de Karbawi, cerca de Qamishli, en el norte del país, cerca de 2 mil personas participaron en el funeral del conscripto veinteañero Ahmad Fanar Mustafa, quien fue asesinado por negarse a participar de las acciones militares contra el pueblo.


A pesar del uso de la fuerza militar, los sirios continúan protestando en muchas ciudades, incluyendo Damasco, la capital, donde la policía dispersó una protesta de mujeres que pedían el cese a las acciones bélicas gubernamentales.