Con motivo de represión este día tres trabajadores de la empresa Carpe Textil fueron despedidos de manera injustificada por el abogado de la compañía Andrés Mendoza Sosa, quien los condicionó para que firmaran un nuevo contrato laboral que los obligaba a perder sus 20 años de antigüedad dentro de la empresa

Cabe recordar que al menos 15 trabajadores de la empresa textil enfrentan desde hace 2 años una demanda laboral establecida en la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje sin que esté muestre avance alguno