La llegada de Humberto Moreira Valdés a la dirigencia nacional del PRI representa vitalidad para el partido rumbo a las elecciones del próximo año, donde estará en juego no sólo la Presidencia de la República sino también las senadurías y diputaciones federales.

Lo anterior lo expuso el dirigente en Puebla,  Juan Carlos Lastiri Quirós al acudir a Querétaro a la toma de protesta de Humberto Moreira y de su secretaria general Cristina Díaz Salazar.

El líder político destacó que este relevo representa para los militantes la antesala de las acciones de cara a las elecciones federales del próximo año, quienes a la vez están en espera de que el Revolucionario Institucional defina su proyecto de nación.