Eduardo Rivera Pérez aseveró que en Puebla no existe riesgo de que se desate una ola de violencia, pese a las "explosiones" registradas el fin de semana pasado en el centro de la ciudad.

Asimismo, señaló que el exhorto que recibió por parte de los diputados para reforzar la seguridad no tiene nada que ver con que se haya violentado la capital sino con que se ponga mayor atención en las juntas auxiliares y colonias habitacionales. "No hay reclamos por parte de los diputados, ni señalamientos graves."

El alcalde afirmó que se ha reunido con las diferentes organizaciones de seguridad para verificar el mapa de la delincuencia con el fin de lograr mayor coordinación con los elementos policiacos de la ciudad; además enfatizó que está en constante comunicación con Ardelio Vargas, secretario de seguridad estatal y con los alcaldes del área metropolitana.

Asimismo, el edil sentenció que no permitirá ningún acto de corrupción, por tanto solicitó a los ciudadanos denunciar cualquier acto ilícito por parte del personal de la Secretaría de Seguridad Pública.

"No toleraremos la corrupción, pero la ciudadanía debe ser responsable al denunciar si son afectados por el personal."

Señaló que es importante como autoridad conocer las denuncias y tener conocimientos sobre el número de patrullas, el nombre de los elementos, el día y los hechos de los que fueron víctimas para aplicar la ley. "Si no sabemos los datos nos dejan con las manos atadas."

En otro tópico, el presidente municipal negó que haya abordado el tema de los límites territoriales con los diputados; sin embargo, sentenció que prevalece el conflicto por la zona de Angelópolis.

En este sentido, señaló que mantendrá constante comunicación con el edil de San Andrés y San Pedro Cholula para incidir de manera conjunta en los servicios públicos y lograr un mayor alcance.

"En el pago de los impuestos no hay nada que dirimir, en lo que si hay que ponerse de acuerdo en los servicios públicos."

Rivera Pérez afirmó que firmarán un acuerdo con los diferentes ayuntamientos de la zona metropolitana para actuar de manera conjunta en el tema de la seguridad.

Sin rencores
El edil aseveró que en la reunión que mantuvo con Blanca Alcalá no existieron reclamos por las denuncias que emitió del proceso de entrega-recepción, sino que acordaron mantener comunicación constante para aclarar cualquier mal entendido.
 
Rivera Pérez afirmó que Alcalá ofreció su tiempo y el de los exfuncionarios para que se subsane cualquier duda.

Las explicaciones
Respecto a los despidos que se registraron desde el inicio de su administración, Eduardo Rivera explicó que el 80 por ciento de las personas que cesaron su labor fue de manera voluntaria y tan sólo el 20 por ciento fue porque el ayuntamiento ya no decidió renovar su contrato.