Entre los 2 y los 2 y medio años los niños van aprendiendo a dominar su cuerpo, lograr hacer cosas de "grandes" y les interesan juegos de "grandes", una pregunta que muchas mamás me hacen frecuentemente la pregunta de ¿cuándo lograrán que sus hijos brinquen y corran como expertos?, y ¿para qué les sirve el brincar y correr?, bueno pues brincar y correr es una de las tareas más difíciles que tiene en cuerpo humano.

Voy explicar el porqué es de lo más importante (y difícil) que tenemos como seres humanos el lograr correr y brincar. Correr es una tarea donde el ser humano tiene que tener bien controlado el caminar y para ambas tareas debe de tener muy bien controlado y dominado el equilibrio.

Cada vez que salta o da un paso de carrera, el cuerpo se despega totalmente del suelo y vuela. Pierde totalmente el contacto con la referencia que supone el plano del suelo y, por tanto, es muy importante haber desarrollado una identidad física muy bien definida, con referentes internos muy claros y estables para no perder el sentido de ubicación, el perfil corporal ni la coordinación motriz en los momentos en que el cuerpo no se apoya sobre el suelo firme.

Correr es más sencillo porque desde pequeño has trotado, y sólo es un poco de perfección a que te falta para lograr correr. El brincar tiene mucho más dificultad ya que en cierto momento necesitas impulso, y en otro momento necesitas gravedad y equilibrio para caer adecuadamente.

A los niños de 0 a 4 años es cuando su organización cerebral está en mayor desarrollo, entonces cuando los ponemos a brincar y correr, ellos logran que su movimiento sea mucho más rítmico y que su desarrollo motor esté completo, en cuanto a un niño le falta un poco de desarrollo motor en alguna otra área se verá reflejado su retraso, por ejemplo, si no brincan adecuadamente o corren puede ser que no logren pronunciar correctamente la "r", o que no logren dejar el pañal, etcétera; siempre que hay un problema en el retraso motor como consecuencia habrá un retraso en alguna otra área.

Los juegos, una alternativa
¿Qué debemos hacer para lograr que nuestro hijo logre correr y saltar adecuadamente?

Hay muchísimas maneras de lograr que nuestro hijo haga lo necesario, en este caso haremos muchos juegos con ellos para lograr que hagan el desarrollo motor correspondiente, y que logren avanzar como corresponde.

Muchos papás creen que para lograr que su hijo brinque es necesario ponerlo a brincar, y a jugar con cuerdas, pues si es bueno pero para lograr que brinquen siempre hay un paso anterior a que deben de lograr para después lograr brincar, en este caso nos debemos de fijar en su equilibrio, antes que nada ‚Äîy para estimular el equilibrio‚Äî debemos de estimulárselo con juegos como son los columpios, triciclo, pasamanos, brincolines, resbaladillas, sube y baja, natación, etcétera. Todos los juegos donde ellos pierdan contacto con el piso son los más adecuados y después ya se podrán centrar en lograr que brinque como tal. Todos estos juegos ayudan de la mano a que logre mayor coordinación en su cuerpo  y entonces le estamos ayudando a que logre correr adecuadamente.

Las ventajas
¿Cuáles son las ventajas de que tu hijo corra y brinque en la edad adecuada?

1. Una de las ventajas más grandes es que su desarrollo será completo, todas sus áreas se estarán desarrollando a tiempo y como deben de funcionar.

2. Sus neuronas y cerebro se estará desarrollando adecuadamente.

3. Su aprendizaje será más fácil.

4. Generalmente son niños que tienen muy buen ritmo, dominan derecha e izquierda.


¿Qué pasa si mi hijo no brinca a la edad adecuada?
No pasa nada grave, siempre y cuando a más tardar a los 3 o 3 años y medio lo logre, porque si no su cerebro y cuerpo no se estarán desarrollando como debe ser. Si notas que tu hijo no logra desarrollar estas dos habilidades físicas, entonces es importante que lo lleves a terapia y con el pediatra, quizá tenga el pie plano, o quizá no está en la etapa que debería y tiene un pequeño retraso en su desarrollo.

Procura siempre observar el desarrollo de tu hijo para atenderlo a tiempo.