Desde las 5:00 horas del domingo la junta auxiliar de Palmarito Tochapan está sitiada por elementos del Ejército mexicano, la Policía Ministerial Federal, la Policía Federal, además de la Estatal y Ministerial, para evitar que dos familias, los Fuentes y los Aquino, se sigan matando y la zona continúe en el caos total; al grado que el presidente auxiliar decidió renunciar para no tener que decidir a qué estirpe apoyaría.


Antes de la sorpresiva llegada de las fuerzas del orden ‚Äîla tarde del viernes 5 de marzo‚Äî, los Aquino asesinaron a Esteban Meneses Torres, alias "El Charter", de 21 años de edad, de oficio asesino a sueldo, también dejaron herido a Celedonio Andrade Bello, de 47 años, quien también se gana la vida matando gente antes de que los sorprendieran en un rosario, donde honraban a otro muerto de la disputa de familias.


Durante la incursión policiaca encabezada por el secretario de Seguridad Pública del estado, Ardelio Vargas Fosado, y el procurador general de Justicia, Víctor Carrancá Bourguet, fueron asegurados doce hombres, la mayoría de apellido Fuentes y un solo Aquino, quienes fueron trasladados a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia (PGJ), a fin de que se deslinden responsabilidades, además de que sirvió como advertencia de que ya no se toleraran más enfrentamientos.


Ayer, el procurador Carrancá informó de la creación de una agencia del Ministerio Público en este mismo lugar, para atender las demandas legales de los habitantes, mientras que Vargas Fosado, el encargado de la seguridad en Puebla, anunció la permanencia de efectivos de la Policía Estatal y Ministerial para poner fin a la ola de violencia.


Los detenidos durante la intervención policiaca son: Cirilo Fuentes Medina, Javier Fuentes Morales de 35 años, Juan Carlos Fuentes Morales, Valentín Pérez Desales de 40 años, Elpidio Fuentes Medina de 36 años, Gustavo Fuentes Medina de 21 años, Lino Alberto Fuentes Martínez, Eric Fuentes Martínez de 19 años, Angelo Martín Aquino Flores, Rey Fuentes Morales de 31 años, y dos menores de edad de 15 y 17 años, respectivamente, aunque no se informó si les encontraron armas o cartuchos.


Las declaraciones
"Hay una gran preocupación por los hechos violentos que se han venido dando sin embargo, para eso estamos y es la instrucción del señor gobernador de darle paz y tranquilidad a todas las regiones del estado y ésta es una muestra de cómo actuaremos en situaciones similares, de manera coordinada, traemos una operación bastante grande.


"La gente notó la voluntad de trabajar para darles paz y tranquilidad, vamos a mantener una operación aquí por más tiempo, el que sea necesario para garantizarles y darles tranquilidad. Tenemos identificados a los presuntos. Por parte de la familia Aquino está Jorge Aquino con su hijo del mismo nombre, sobre ellos recaen varias órdenes de aprehensión, pareciera que es la parte central de éste problema; por el otro lado, la familia Fuentes no tiene una cabeza visible, aquí no estamos cargados hacia ningún lado, venimos a garantizar la aplicación de la ley de manera irrestricta", acotó Ardelio Vargas Fosado.


"El mensaje es que vamos a garantizar por un lado la tranquilidad de la población y por otro lado que denuncien y proporcionen información para poder detener a las personas que ahorita tienen órdenes de aprehensión pendientes. Desde luego pueden ser denuncias anónimas y confidenciales, nosotros respetamos esa confidencialidad y cuando tenemos datos, procedemos de inmediato a investigarlos", señaló Víctor Carrancá Bourguet.