El día de ayer, el gobernador Rafael Moreno Valle realizó algunas enmiendas en presencia del secretario de Hacienda federal para evitar que nuevamente ocurran los fraudes de las "cajas populares" e "inmobiliarias", que recibieron dinero y luego se declararon en quiebra o desaparecieron en presencia del secretario de Hacienda federal.

Ante el problema que se vive en Puebla ocasionado  por los fraudes millonarios de empresas inmobiliarias, el gobernador Moreno Valle pidió a los diputados federales su ayuda  para modificar las leyes y ayudar a los afectados y que sean beneficiados a través de un esquema como el del Fideicomiso Pago, con el que recuperarían hasta un 70 por ciento de lo perdido, como ocurrió con Coofia.

"Pero lo más importante es que esto no vuelva a suceder", expresó el mandatario al señalar que debe ser a través de la educación financiera como los ciudadanos detecten empresas que pretendan defraudarlos en su patrimonio.

Así lo reiteró Moreno Valle Rosas al signar el convenio de colaboración entre el gobierno con Bansefi en Puebla de "Servicios Bancarios y Educación Financiera", en el municipio de Atempan, en la Sierra Nororiental, dónde participó el secretario de Hacienda federal Ernesto Cordero Arroyo.

Finalmente, el gobernador pidió a Ernesto Cordero Arroyo y a los diputados federales un esquema financiero que ayude a los defraudados de las empresas inmobiliarias a recuperar su dinero, porque el gobierno estatal no puede apoyarlos a menos que entren a un mecanismo como el que se hizo con Coofia.

El exhorto
El gobernador pidió a los poblanos estar atentos cuando acudan a un institución que ofrece una tasa al doble o al triple que la que otorga un banco "pues seguramente incurren en un fraude, porque dicen en el sector financiero que a mayor riesgo mayor retorno, es decir, si me dan una tasa más alta es porque estoy asumiendo un riesgo más alto".