Por lo menos 60 personas murieron, 56 desaparecidas y 241 heridas en Japón a causa del terremoto que sacudió la parte oriental del país causando numerosos incendios y un tsunami que arrasó casas y vehículos en numerosas ciudades.

Una ancha corriente de lodo fue vista moviéndose a través de una zona residencial y arrasando todo a su paso en la prefectura de Miyagi, en el noreste de Japón, en una transmisión en vivo de televisión.

De acuerdo con la policía de Miyagi, un buque con unos 100 pasajeros fue arrastrado por el tsunami. La ola más grande que siguió al terremoto fue una de 10 metros observada en el puerto de Sendai a las 15:55 horas.

De acuerdo con la Agencia de Gestión de Incendios y Desastres, más de 80 incendios han sido confirmados en las prefecturas de Iwate, Miyagi, Akita, Fukushima, Ibaraki, Chiba, Tokio y Kanagwa.

El terremoto de 8.9 grados, que sacudió Japón a las 14:46 horas, se originó a una profundidad de 24 kilómetros y a 130 kilómetros de la costa de la Península de Ojika.